Surf or die…of laughter 2, de Eduardo Illarregui

Surf or die…of laughter 2 Eduardo Illarregui GárateTras leer el primer libro de Eduardo Illarregui me quedé esperando el segundo. Sabía que llegaría tras hablar con el autor y descubrir que es de los que disfruta escribiendo. Y además lo hace bien, y te ríes, y pasas un buen rato, y sus historias son de ahora. Nos habla del presente con humor y maneja la ironía con habilidad. Eduardo Illarregui es un mirón. Se ve que le gusta observar al personal. Sus cuentos son el resultado de tanto análisis.

Os dejo unos párrafos del autor sobre su último libro publicado, Surf or die… of laughter 2:

Surf or die… of laughter pecaba un poco de falta de consistencia, era quizá demasiado heterogéneo: una sucesión de relatos rápidos que entre sí no guardaban mucha relación, salvo el toque de humor negro-surrealista y el tema del surf de fondo. En uno de ellos, un poco accidentalmente, apareció un personaje, Jon Satrústegui, que a partir de ese momento fue el hilo conductor de todos. Me gustó tanto este sujeto, que decidí que había que explotarle al máximo e intentar darle una vida lo más duradera posible, de ahí, la publicación del segundo libro, que responde más a un acto de cabezonería mío, que una demanda del mercado.

Creo que en el mundo del surf hay terribles lagunas, siempre se exterioriza una imagen determinada de un surfer nómada, monotemático, sin ataduras, ni responsabilidades y con una vida aparentemente resuelta, obviando que los surfistas son personas que pisan las mismas aceras que los demás, a las que afecta la crisis por igual y sufren cuando les deja su pareja o pierde su equipo de fútbol. Jon Satrústegui nos viene a recordar algo tan obvio, como necesario, pero no lo hace desde la sordidez, el realismo más descarnado ni desde la pena, lo hace desde la parodia y la risa, tratando temas que son obsesiones mías como la masificación, la búsqueda de trabajo, etc…

Surf or die…of laughter 2 mantiene la esencia gamberra e irreverente del primero libro, pero los relatos son más largos, los personajes están más desarrollados y creo que se alcanzan auténticos momentos de clímax delirantes muy en la línea de las comedias americanas de los años ochenta con las que me crié. Además, tiene de portada una obra de arte, del genial artista Antonio Gómez Bueno, que ha dado forma a Jon de manera magistral, con el mítico plumífero Rox, tan de moda en los ochenta y principios de los noventa, inmerso en una sesión de surf tántrico.

Los títulos pueden servir de orientación de lo que digo, y pueden servir también para alejar a las personas que buscan en la lectura grandes verdades, denuncias sociales, principios iluminadores o enseñanzas vitales. Aquí no hay nada de eso: Esto es el equivalente al cine de palomitas en la literatura.

Los relatos son los siguientes:

La noche de los hippies calientes – El desprecio del poder – La maldición del surfista holandés errante – Desmadre a la surfera – Éramos pocos y surfeó el abuelo – Breakback beach (rodarán noses) – En las manos de Juan de Dios – La tía de Jon – A Spanish surfer in London – The End of the Summer.

Eduardo Illarregui. Abril 2011.

La portada de esta segunda entrega es una pequeña obra de arte de Gomez Bueno (www.gomezbueno.com) y podeis adquirirla en los siguientes puntos de venta.

Boikot (Santander)

Full&Cas (Santander)

Escuela Cántabra de surf y Xpeedin’ (Somo)

Kun tiqui (Langre-Loredo)

Los Locos (torrelavega)

Surfcantabria.com (internet)

Revista 3sesenta

About these ads

Comments

  1. Desde luego que estos personajes enganchan, el primer libro me gustó y este aún más, te ríes mucho con las aventuras de Satrústegui y compañía, yo seguiré repitiendo las veces que haga falta…Preciosa portada de Gómez Bueno, me encanta la marca-veranillo del invento en el pie y esos colores, no falta detalle…Por cierto, felicidades por esta fantástica revista digital y un gran saludo.

Trackbacks

  1. […] 27, 2011 por Willy Uribe 0 Comments Reseña de Eduardo Illarregui Gárate sobre los que hemos amado en Surf Cantabria: El protagonista puede ser esto, o simplemente puede ser […]

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 463 seguidores