Easy reading, damm writing – Raúl Argemí

El Angel de Ringo Bonavena. Raúl Argemí. Editorial Edebé, 2012

Son varias las novelas que he leído de Raúl Argemí. En todas ellas es fácil dejarse atrapar por las historias que su voz narradora va tejiendo con aparente facilidad. Alguien dijo en inglés: easy reading, damm writing. Una afirmación que cobra más fuerza si el escritor es alguien con una vida cargada de historias, tanto ajenas como propias, tanto vividas como imaginadas. Encauzar esas torrenteras hacia un cauce regular no es sencillo. Uno puede caer en la tentación de querer contarlo todo y fracasar.

Los espacios narrativos de Raúl Argemí son vigorosos, su dosificación también. Además de la verosimilitud y la eficacia. No es sencillo casar a un ángel de la guarda con Ringo Bonavena (un boxeador que bien podría haber sido futbolista y llamarse Diego Armando Maradona) y hacer que la historia avance con interés creciente hacia un final que ya conocemos.

En su última novela, El Ángel de Ringo Bonavena, mediante una sucesión de rounds bien medidos, Argemí nos lleva desde el barrio de La Quema, en Buenos Aires,  hasta el Central Park de Nueva York, hace de Cristo un pibe con un mocho de maría en los labios, traza una peculiar semblanza de Yoko Ono y, sobre todo, ofrece un fiel relato de un mundo tan dado a la épica como es el boxeo.

Ringo Bonavena más que un boxeador fue un personaje, querido y odiado por partes iguales en toda Iberoamérica, hasta su muerte de un balazo en el corazón. Nunca fue campeón del mundo, pero fue uno de los pocos que mandó a la lona a Muhammad Alí, alias Casius Clay. Como todos los que dejan el anonimato por méritos propios, engendró muchas leyendas y, al final, aunque el protagonista lo quiera o no, lo que queda son las leyendas.

Primeros capítulos de El Ángel de Ringo Bonavena en Sigueleyendo.

Raúl Argemí nació en 1946 en La Plata (Argentina). Autor teatral en su juventud, participó activamente en la lucha contra las dictaduras argentinas hasta que fue detenido y encarcelado durante diez años. Tras su puesta en libertad comienza a ejercer como periodista, actividad que nunca ha abandonado, y a escribir y publicar novelas, siendo el escenario de la mayoría de éstas la Patagonia, mítico lugar en el que vivió varios años. En el año 2000 se traslada a España, donde su carrera de escritor da un salto. En la actualidad reside en Barcelona. Sus obras han sido traducidas al francés, italiano, holandés y alemán.

Trackbacks

  1. Gran novela dice:

    [...] Willy Uribe le ha gustado el Ringo Bonavena de Argemí, lo que no es de [...]

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 374 seguidores