La Triangular. ¿El Sunset vasco?

En el North-Shore particular a escala provincial que constituye la costa entre Getxo y Plentzia en Bizkaia, La Triangular ocupa un lugar carismático. Llamo North-Shore a este tramo de costa (y que se ría el que quiera) porque, al igual que en la costa norte de Oahu, la cantidad de olas surfeables en diez kilómetros de litoral es muy elevada (22 olas). Respecto a la calidad de esas olas la diferencia es obvia. Continuando con la comparación, a Meñakoz la emparejo con Pipeline y a La Triangular con Sunset. ¿Por qué? Es una apreciación difícil de explicar y muy personal que surge de mi subconsciente surfero, tal vez porque en las primeras revistas surferas que manejé en mi infancia la joya era Sunset. El surf, las maniobras de todo tipo y el buen rollo estaban en Sunset, y yo crecí conservando esa impresión. Después vino Pipeline en los ochenta y aquello era tensión. También surf, y del potente, pero sobre todo tensión. Me quedé con Sunset porque para mí el surf no es tensión, sino deslizamiento. La Triangular es deslizamiento y Meñakoz es tensión. Comencé a surfear en La Triangular y casi dejo de hacerlo un mal día en Meñakoz. Así que definitivamente escogí la Triangular, como mucha más gente.

Vista de la Triangular desde "el murito". WU PHOTO © Willy Uribe

La Triangular es como la despensa de una familia numerosa de clase media. Abres las puertas y tienes casi de todo. Desde medio metro rápido y con buena forma en la orilla hasta cuatro metros a gran distancia de la costa. Con la marea subiendo y tres metros, el tamaño apropiado para disfrutar una buena sesión en la derecha. El pico, amplio, te deja una bajada larga y después abre ante ti una pared amplia por donde correr y tomar posición para las dos buenas secciones que hay en la mitad de la ola, donde puede caer algún hueco pequeño, un buen reentry o un floater sobre el labio que cae, aparte de los rápidos cut-backs que tienes que hacer para encadenar cada maniobra.
Son unos doscientos metros de recorrido intenso si entras con un tamaño no inferior a dos metros. La ola tiene fuerza y arrastra mucho agua. Una caída en el pico o la cazada de una serie desfasada, te mandan muchos metros hacia delante y añaden unos milímetros extra a tu invento.
La izquierda de La Triangular rompe frente a la roca en forma de triángulo que da nombre al pico. Es una ola cañera muy conocida sobre todo por los bodyboarders de la zona. Tiene un tubo torcido muy difícil de penetrar y muy rabioso. La bajada es más intensa que la derecha y en el botton-turn debes pisarle bien y equilibrar bien el cuerpo para encarrilar en buenas condiciones la pared que tienes ante ti. Si apuras mucho la ola debes tener cuidado con las rocas porque quedan muy cerca y remar rápido hacia el pico abriéndote un poco por si viene una serie.
Aquí con el longboard puedes tirarte a esos cuatro metros grandes, surfear metro y medio relajado encadenando secciones con fluidez y buscando el hang-five o jugar a cambios de pies en el medio metro de la orilla.
Por supuesto que no es Sunset, ni se le parece de lejos salvo esa apreciación personal del que escribe, pero sí que es un lugar a tener en cuenta si algún día te acercas por Bizkaia. Si paras en el parking de Sopelana y giras la cabeza hacia la izquierda un día de buenas condiciones, sin duda preguntarás: ¿Y esa ola? Cualquier local que esté cerca te contestará: ¿Eso? La Triangular.
.