Vejez, vanidad y violencia

Euskadi. Superando la tela de araña la vista es más nítida..
El domingo pasado, mientras mi hija trepaba por la araña y alcanzaba la cumbre para mirar hacia el horizonte, un hombre, en la Plaza Nueva de Bilbao, hablaba de la patria y decía que por ella se puede morir, pero no matar. Si alguien muere, alguien mata. Es una frase estúpida y un concepto terrible: patria y muerte.
.
Yo no quiero ese día a día para mi hija. No deseo que crezca en medio del discurso en el que yo he nadado toda mi vida. El discurso de las tres uves: Vejez, vanidad y violencia.
.
Yo no quiero que el lugar donde vivo sea una patria, tan solo un lugar agradable, que es mucho mejor.
.