Diez años de la demolición de Altos Hornos de Vizcaya

Ría de Bilbao y Altos Hornos de Vizcaya.
En 1999 tuve que sacar unas fotografías en Altos Hornos de Vizcaya , un reportaje sobre su demolición, ni más ni menos. Mientras hacía funcionar el obturador de mi cámara, yo era consciente de que nunca más volvería a ver aquellos fantásticos reflejos sobre la superficie de la ría, especialmente durante la noche, cuando las coladas de los altos hornos hacían hervir mi imaginación.
Hacía dos años que en Bilbao habían inaugurado un museo de titanio. Cambio de época, cambio de metal de referencia. Lo que no pudo la Guerra Civil española lo consiguió el declive de la industria pesada durante las dos últimas décadas del siglo pasado. El próximo mes de junio se cumplen diez años de aquel momento.
.

Comments

  1. A mí también me gustaban aquellas estelas, Willy.
    Que recuerdos al mirar tu espléndida fotografía.
    Gracias, una vez más.

    Un sofá y un título envidiables.

  2. Soy un exiliado -o autoexiliado, qué más da-, uno de esos bilbainos que se marchó por ahí a dar vueltas como una peonza, amara o no.

    Me ha gustado mucho la foto. Me reconozco en ella mejor que en lo que es hoy el propio Bilbao. ¿La puedo mostrar en mi blog incluyendo, of course, el crédito?

    • Puedes, Il Gatopando, por supuesto… yo también soy de esos humos y esos reflejos por la noche y comprendo la nostalgia por esas toneladas de CO2.

  3. que pena aquel bilbao ya no existe,nos han engañado con la globalizacion, y hoy todos los sitios tienen las mismas aceras,baldosas y toda españa vive del turismo que pena.

  4. Maria Oms says:

    ni con polea,ni con nada….cuando forma parte de las personas, de las emociones y de la historia de uno mismo…por suerte queda el de Sestao!Yo, una catalana que recuerda en humos las vistas en el NODO, impactantes desde unos ojos infantiles y aun hoy siguem impactantes en la retina y en el corazón, admirando profundamente aquellas imagnes de hombres genios!!! Tengo la satisfacción y la alegria que con mi obra artística, en la próxima expo. en Barakaldo a finales de este año 2013 pueda rendirles un homenaje de gratitud y admiración. Ojalé hubiera conocido las luces y sombras de aquellos dias, para intentar reflejarlos en puras telas o paredes o cualquier soporte para las generaciones futuras. Memoria y emoción! Maria

Trackbacks

  1. […] Claro, Bert. Era una metáfora. No se puede desmontar un alto horno con poleas, […]