Soy un ladrón

El viejo y el mar en Tarhazoute, Marruecos. WU PHOTO © Willy Uribe

Rostros y más rostros. Son la parte que más aprecio de mi archivo de diapositivas y negativos. Soy un ladrón. Formo parte de esa definición que categoriza la fotografía como ladrona de almas.

Aunque muchas veces intento ir más allá, trabando conversación con la persona retratada, en otras ocasiones ese trabajo resulta imposible. Hay personas que aborrecen ser fotografiadas. Este veterano pescador de Taghazoute, en Marruecos, es una de ellas. Su gesto en cuanto le enfoqué fue claro. Aun así, no pude resistirme. Soy un ladrón y ejerzo.

Comments

  1. Si, la verdad es los primeros planos en Marruecos son robados.
    Aun así, creo que es mejor robar la foto, que pagar por ella como hay que hacer en muchos paises, ya que nunca deberíamos pagar dinero a un niño por una foto, y a un adulto, creo que tampoco, sino, seguimos prostituyéndolos a cambio del dinero, y el dinero, es corrupto.

  2. uno del sur-f chinelas says:

    Choriso, mi culegar er maki é má ladrón antavia, sigue nel modulo sinco dir talego pur rubá una fotocarnet de un pulisia munisipá, la foto llivaba gps y lu pillaron cuando si la fumaba nun peta.

    Siempre mi disia qui kien ruba un ladrón tiene sien año di costo jamón.