Alain Arretxea, la tele y la levadura

Alain Arretxea, por el mundo... WU PHOTO © Willy Uribe

Ayer por la noche, mientras preparaba un bizcocho y trajinaba con la harina, mi mujer me dijo que en unos minutos ponían algo de surf en la 1 de TVE. No me moví un milímetro de la cocina, lo más probable era que el presentador o locutor confundiera al surf con el windsurf, algo que le sucedió hace un par de semanas a Kepa Álvarez en una entrevista que le hicieron en Radio Euskadi. Cuando minutos después mi mujer me dijo si conocía de algo a un tal Alain Arretxea, me limpié las manos y me coloqué frente al televisor. El programa se llama Españoles por el mundo y ya lo había visto alguna otra vez. Esta vez se iban a la isla de Bali, en Indonesia, donde vive y trabaja el donostiarra Alain Arretexea.

Conocí a Alain hace diez años, en Marruecos. Ya entonces el hombre daba muestras de llevar por dentro un bichito que le decía: muévete, muévete. Y no es que me pareciera un tío guindilla, hiperactivo y atosigante, más bien todo lo contrario. Alain es un tío suave suave y con un sentido del humor muy fino. El muévete del bichito que lleva dentro hace referencia a no querer sentar tu culo donde has crecido o nacido, allí donde la mayoría lo hacemos.

Hacía tiempo que no sabía de él y la tele me lo puso en casa. Le vi en su tienda de ropa en el corazón comercial de Kuta. Enseñaba las colecciones que diseñan en Moon Rocks. Contaba sus planes y sus proyectos, su rostro era pura vitalidad. Después cogió su moto, colocó un par de tablas y se largó hacia la península de Bukit fluyendo entre el denso tráfico de Kuta. Mostró Padang Padang y se pegó un baño en Uluwatu. Hablaba con soltura a la cámara, estaba pletórico y lo demostraba (hasta obsequió a la producción del programa con unas imágenes acuáticas). Hacía tiempo que no disfrutaba tanto viendo la televisión. Me alegré por Alain y al mismo tiempo le envidié con toda mi alma. Cuando desapareció de la pantalla, en su moto, con sus tablas, en el trópico, con su sonrisa y su coña, volví a la cocina. Tenía que batir la mezcla y precalentar el horno para el bizcocho, untar con mantequilla el molde, espolvorearlo con harina para que no se pegara la masa y, sobre todo, no pasarme con la levadura. Porque la levadura es efervescente y crea millones de burbujitas capaces de elevar tu espíritu a las nubes y hacer trizas tu alma domesticada.

Comments

  1. Yo le conocí en Bali este año mediante unos colegas suyos de Donosti. Y la verdad es que como tú, me dió una envidia de la ostia, por un rato hasta me dió un poco depre. Incluso mi novia me dijo que vaya carita que se me había quedado. ¡tengo que volver!

  2. Sabeis cómo se llama la marce de ropa????

  3. No lo sé, Sara. Ya voy a indagar, a ver si puedo responderte.

  4. Se llama Moon rocks.

  5. Y ¿cómo hemos ido de burbujitas…?

  6. Bizcocho excelente, Txetxu. Burbujitas bajo control. Necesito un viaje de unos diez mil kilómetros.
    Compra toda la tienda, Sara. Alain gasta mucha parafina allí en Bali.
    Saludos.

    • Aupa Willyyyyyyy !!!!!!

      Cuanto tiempo !! No sabes la ilusión que me ha hecho leer esto. Eres un grán fotografo y un buenísimo redactor, por no decir poeta.

      Que buenos recuerdos tengo de aquel viaje a Morocco. La verdad es que mi gusanillo de viajar y sobre todo de cambiar de residencia nació en aquel viaje. Que viaje más guapo fué. Lo tuvimos todo, te acuerdas, buenas olas, muy buen rollo todos, muchímas risas, acuerdate del Haritz Mendiluze Sonambulo dandole ostias a Borja “el obrero” y gravandole con la camara con infrarojos, los ronquidos de la peña, las locales… fue perfecto.

      Un abrazo y gracias por esas bonitas palabras. Me hago fiel seguidor de tu página.

      Hasta pronto !!!

      Alain

  7. Creo que en ese programa también salió Begoña, una chica de Gazteiz que lleva una ong llamada Kupukupu desde hace diez años y ayuda a niños discapacitados.
    Si pasáis por Ubud no dejéis de hacerle una visita, es encantadora.

  8. Vaya con el reportaje… me ha dado muchas más ganas de volver allí de las que ya tenía😛
    Aunque por lo que veo la isla se está comercializando bastante, más tiendas, más resorts😦

  9. Para cuando desees fustigarte:
    http://www.rtve.es/alacarta/player/630775.html
    a partir del min. 9:20

    El jardín del vecino siempre es más verde; y sus bizcochos más esponjosos. Cuando haya terminado el zafarrancho (very important) será cuestión de decírselo (que suba un poco más la levadura) para que nos invite.

    Desmitificando al desmitificador. Por cierto, Escohotado, aparte de otras cosas, le pega(ba) también al surfing.

    Aúpa grandullón!

  10. Aupa, Alain

    Una gozada volver a saber de usted, mister. Me alegré la leche al verte por la tele.

    Y sí, aquel viaje a Morocco estuvo muy bien. Nada falló. E Iñakito al pie del cañón, buenas risas y buenas olas. Estuvo bien viajar entre guiputxis, me respetasteis y me sentí como un más. Supisteis aceptar mi origen bilbaino. Una muestra de que la reconciliación es posible y necesaria… así que voy a pasar del bizcocho este de los cuyons y me plantaré en Ulu, para seguir reconciliándome con dos metrazos sólidos chupando goxo goxo sobre el Corner… en fín, que me alargo, Alain. Solo me queda enviarte un fuerte abrazo y otro para Salin. No me recordará ni pa’trás, pero fui yo el que le enseñó a decir “or konpon”…

    Cuídate la ostia y hasta la vista, amigo Alain.

  11. rosa gilabert martinez says:

    pues yo tambien vi el programa y me voy pasado reyes asi que buscare al tal alain, ya que hablais muy bien de el, porque yo me voy a la aventura y estoy un poco asustada,jaja

  12. Bali es buen lugar para ir sin agenda, Rosa. Así que quítate ese puntito de “susto” y disfruta del lugar y de sus gentes.

  13. Aupa Willi !! De vuelta por tu blog, te mando un saludo y te invito a que vengas a Bali a hacer unas buenas fotos. Quizás te pueda aportar alguna ola nueva en Bali… secret spot. Logícamente sin dar localizaciones. Hay fotos y olas aseguradas. Un abrazo fuerte colega !!!

  14. ¡¡Hecho, Alain!!

    Joder qué ganas de volver a Indo. Dime dónde tengo que recoger el billete… je.

    ¿Paso por Donosti para recoger a algún figura de Gros?

    Disfruta a saco del calorcito del trópico por todos nosotros, que aquí ya han entrado los osos.

    Agur bero bat eta zaindu asko!