Demolición de Altos Hornos de Vizcaya

Demolición de A.H.V. Sestao. 1999. WU PHOTO © Willy Uribe

–         Altos Hornos de Vizcaya, quién lo iba a decir, si parecían eternos. Primero los cerraron, después, a soplete, los desmontaron.

–         La maquinaria pesada también jugó su papel en la tarea, Larry.

–         Claro, Bert. Era una metáfora. No se puede desmontar un alto horno con poleas, joder.

–         Es que te tengo miedo cuando empiezas con las metáforas.

–         Soy inofensivo como un muble.

–         Y mordaz como un lord inglés.

–         ¿Ves, Larry? A ti también te gustan las metáforas.

–         Me gustaban las luces de los hornos por la noche, sobre todo su reflejo en la superficie de la ría. Como las luces de Manhattan, y aguas arriba la ciudad. Era una…

–         ¿Una metáfora?

–         Una maravilla.

–         Hace años ya.

–         Tengo esos reflejos grabados en mis genes, Bert.

–         Despierta entonces, amigo Larry.

–         Y si tenías suerte y veías una colada, ¡ay, amigo!, eso era pura gloria. El hombre domeñando la materia a través del fuego. Una conexión directa con las raíces de la humanidad.

–         Al final se llevaron un par de hornos para Pakistán o Bangla Desh, creo.

–         No estoy seguro, Bert.

–         Cuando sacamos las fotos había ingenieros de por allí.

–         Exactamente dos. Los que salen en esta foto.

–         Bueno, Larry, eso da para una metáfora excelente.

–         Para muchas, Bert, lo difícil es escoger la más acertada.

Anuncios

Trackbacks

  1. […] En 1999 tuve que sacar unas fotografías en Altos Hornos de Vizcaya , un reportaje sobre su demolición, ni más ni menos. Mientras hacía funcionar el obturador de mi cámara, yo era consciente de que […]