No hay angulas en mayo

A.C.B. Sestao. WU PHOTO © Willy Uribe

He perdido el último tren hacia Bilbao, aunque también es posible afirmar que lo he dejado marchar. No hay prisa, me he dicho, desde Santurce a Bilbao tienes toda la orilla disponible, y además, así te despejas.

A la altura de Sestao me he encontrado con Sabina, que preparaba el bote para salir a pescar angulas, según me ha dicho.

– No entran angulas en mayo, Sabina.

– Tampoco besugos, y tengo uno delante.

– Sin ofender.

– Una licencia, si me vas a pedir que te acerque a casa…

– Sólo hasta Olabeaga, después ya tiro a pinrel.

Todavía era primero de mayo cuando Sabina me ha desembarcado en Olabeaga. Un poco más adelante he trasteado un poco en una carpa gallega, bajo la grúa roja, para dar unos tientos al orujo, que toda ayuda es poca cuando toca trepar hasta el barrio. Después, en el casco, me he retardado una horita. Y en esas sigo, aún no he llegado.

Comments

  1. Tampoco quedan anchoas en todo el Cantabrico, pero ayer en Sri Lanka vi a unos pescadores desembarcarlas y casi les compro el barco entero, deliciosas.
    Un saludo,
    Oscar