Retratos en el interior de una ola

A Pablo Díaz le voy a regalar una caja de bombones de licor y un cuaderno en blanco, sobre todo esto último.

Hola, Willy:

No sé qué tan afortunada habrá sido mi ocurrencia de “desvelar” las caras latentes en la turbulencia de tu foto con unas “líneas” de Photoshop–sería menos ridículo pretender extraer un grano de arena de un ojo con el cazo de una retroexcavadora.  En fin, espero que marcas tan toscas sirvan, al menos, para ubicar algunas de las caras y sus principales elementos en la foto y dejar que tus ojos e imaginación hagan el resto, ya que me resulta imposible no masacrar su sutileza intentando dibujar con semejante camisa de fuerza.

Interior. Bawa, Indonesia. WU PHOTO © Willy Uribe

A la derecha de la imagen hay varios personajes; dos de ellos, reverberan superpuestos: uno es claramente simiesco y el otro parece el perfil vampírico de un burgués de cuento de Dickens, de intestino permanente e irremediablemente atascado, con cuatro pelos grasientos atirantando sus pocas ideas y quizás ataviado con un abrigo de cuello de piel.  En el cuadrante noroeste, veo los más interesantes: una cabeza de mujer que me hace pensar en retratos de Picasso de Marie Thérèse Walter y dos cabezas de hombre; uno, de rasgos finos y sensibilidad profunda, con un pequeño bigote–un Marcel Proust–y otro, mi favorito, inexorable, inteligente, penetrante, posiblemente griego–un Sócrates o quizás incluso un Diógenes.  Sobre todos ellos, como una cabeza gaseosa del Greco, apenas visible, una especie de Mercurio, y a la izquierda del grupo, de espaldas a él, un personaje grotesco, con los ojos enterrados bajo una frente deformadamente pétrea, puede que gritando.

Hay más–¡cómo estoy disfrutando con esta imagen!–y fluctúan constantemente, pero tampoco es cuestión de ponerse muy estupendo.  Si algún día la contemplamos reproducida a cierto tamaño y nos lo pide el cuerpo, dejamos volar la imaginación y nos emborrachamos con ella.

Un abrazo.

Más sobre esta foto en: Proceso de toma e interpretación.

Comments

  1. La foto por sí sola ya era muy buena y curiosa, pero la idea de sacarles caras a las espumas al más puro estilo de la Capilla Sistina me ha parecido muy creativo interesante y curioso. Muy buen trabajo.

Trackbacks

  1. […] Turbulencias y rostros sobre el arrecife de Bawa. Islas Hinako. […]