Desde la punta, entre dos playas

Tengo una atalaya, en euskera talaia. Precioso nombre; me habla de lontananzas, de viejos balleneros y ballenas masacradas, de historias del mar… y del surf. Dos pastillas en una misma toma: mar y surfing.

Tengo una atalaya en la punta. Sobre los acantilados, entre mi figura y el océano, las gaviotas cruzan las piedras que ningún hombre ha pisado jamás. ¿Es eso la eternidad? ¿Saber que hay espacios que nunca habitaremos?

The moon. Uribe Kosta. Basque Country. WU PHOTO © Willy Uribe

Tengo una punta que me ata al mundo y evita que esas gaviotas me vuelen el coco. Es una punta imponente donde algunos capullos cagan a degüello y esparcen su basura. Desde aquí el mar es redondo, pegándose como una serpiente a la curvatura del globo.

Desde aquí saltó un chico, hace años. No sé quién era, no lo recuerdo, yo era un crío y la muerte no entraba en el juego, entonces.

Mi punta es una punta comunal, todo el mundo la usa y la conoce… pero es mi punta y desde aquí veo los cabos de Quejo y Billano, y los acantilados de Azkorri y de Barrika, y las puntas de Sonabia y Lucero, y los molinos que han levantado en el Puerto de Bilbao para dar la bienvenida al viento y después exprimirlo.

Desde esta punta hay veces que me pongo lírico, como si las hormigas que la pueblan me llevaran la poesía desde los tobillos hasta la coronilla, pasando por el tuétano de todos mis huesos.

Desde mi punta veo las olas, los surfistas y a mí mismo, ahí abajo, entre ellos. No me cuesta trabajo, ya he dicho que es mi punta, y estoy en ella aunque no lo parezca. He dejado allí mi presencia, confundida entre la de tantos otros, año tras año, madrugada tras madrugada.

Desconozco cómo se llama mi punta. Se me ocurre organizar un concurso para bautizarla, o mejor dejarla sin nombre, pagana sobre el mar, orgullosa y gritando barbaridades al horizonte.

Hay un tamarindo en la punta. Es flexible como un chicle, moldeable como un político corrupto. Nació y vive allí. No sé si está a gusto, o si preferiría un rincón más resguardado, nunca se lo he preguntado.

Desde la punta, por la noche, veo cómo las luces de los faros entrelazan sus haces de colores y las líneas de ola, silenciosas, se estrellan contra las rocas. Algún barco fondea frente a Bilbao, otro sale hacia Inglaterra, hay personas dentro de ellos, pero es de noche y nunca les conoceré.

La punta se sitúa entre dos playas: Sopelana y La Salvaje. Yo he crecido allí abajo, junto a los amigos, junto a las olas, chupando de la teta del surfing… lo he pasado bien. Y desde allí marché hacia otros lugares para conocer a otros amigos. Por eso ahora, cuando vuelvo a la punta cada amanecida, le doy las gracias.

Comments

  1. Oso polita.

  2. Me ha encantado el texto y la descripción, cargada de valor sentimental.
    Al final no podemos evitar sentir como el verano y sus gentes violan nuestras playas y sitios estratégicos y especiales para nosotros y bañados por la soledad invernal.
    Mi playa, mi punta, mis sentimientos…
    Algún día, espero que muy lejos, me quemarán, y me esparcirán en uno de esos sitios mágicos que tenemos.

    • Que sea muy lejos y muy tarde, Gurpil, y que disfrutes de tus rincones favoritos, que son solo para uno, propios e inviolables… hasta que construyen encima una decena de adosados.

      Osasuna!

  3. Bonito, bonito.

  4. Esa sensación de posesion sobre un localización nos embarga, nos conocemos hasta las piedras por las que tantas veces hemos saltado pero tengo sentiminetos contrapuestos, es miaaaaaaa!!! pero es de todos, es miaaaaa por que me a visto reir , llorar, follar, vivir es miaaa o quizas soy yo que ya no soy y soy parte de ella, vaya lío pero que bonito texto , me embarga!!
    un abrazoo!!!
    Ederraaaa!!!

  5. iñigo vilas says:

    Tambien es mia, mia inumerables veces o visitas, solo y junto con otros muchos de los que tambien es suya. Todas buenas, bellas y gratificantes. Un buen lugar para la toma de las multiples decisiones que el día a dia nos hace tomar, pero sobre todo la decisión de donde surfear ese día, en esa visita….