Surf chic en la Salvaje

Surf chic en La Salvaje. Euskadi. WU PHOTO © Willy Uribe

Entre tanta barba, entre tanto garrulo, da gusto (pues sí, con todas la connotaciones que se desee) encontrarse con una escena como esta que os ofrezco.

¿Para qué mentir? Ni siquiera la lectura de El hombre de plastilina pudo evitar que mi cerebro girara hacia esta chica que se cambiaba antes de entrar al agua en la playa Salvaje. Tampoco evité mutar de fotógrafo a viejo verde del acantilado. Estoy casi seguro de que lo comprendéis, sobre todo porque este blog no acostumbra recurrir a tópicos sexistas (eso creo) y la escena refleja un bello momento.

Comments

  1. Joan Andreano Weyland says:

    ¡El surf PUEDE llegar a ser glamuroso! A pesar de las barbas de tres días, las caras de culo en el pico, los tipos escupiendo y sonándose los mocos en el mar, los grupos de garruláceos gritando y los clones encapuchados llamando por móvil a toda su tropa para que invadan un spot…😉

    Sí, por suerte aparece de vez en cuando algo bonito en lo que depositar nuestros pensamientos: los puros, los impuros y las esperanzas de algo mejor…

  2. Disfrutalo, después, para el invierno, se dejara pelos en las piernas,sobacos, y le saldrá el bigote… o en el peor-mejor de los casos, no hará surf en invierno, que es lo más habitual.

    • Cruel comentario, Gurpil. No me extrañaría que las mujeres que leen este blog monten una pachanga bajo tu ventana un día de estos.

      ¡Salud!

  3. daniel amen says:

    Te fuiste al agua detrás o esperaste el momento bueno? Eso es revelador de si te estás convirtiendo en viejo verde o mantienes la cabeza y el resto en su sitio.

    • Me quedé en el sitio, Daniel. Había salido del agua media hora antes. Pero creo que aún mantengo la dignidad y la cabeza en su lugar. Lo intento, al menos.

      Un abrazo al corner

  4. Ummmmm, echo en falta un par de foticos más, esas del momento en que se estaba cambiando.
    Saludos.

    • Entonces pidamos a la EHSF unos vestuarios y no tanta competición y promoción turística.
      Que pinten algo de una vez tantas cuotas de tantos federados y tantas subvenciones y tanto chandál.

  5. Nick Lavery says:

    Willy, no se como te lo haces, tio. Te vas sacando fotos a las chicas cambiandose para entrar al agua y sales como un caballero y es arte.

    Eso lo hago yo, y vamos, entre las ostias que me mete mi esposa, y las que me meten los novios fijo que no llego a entrar al agua!!!

    Un abrazo,

    Nick

    • Ya lo dice el título, amigo Nick, Sitio Libre… ahora, si a la chica le molesta el asunto, yo quito la foto sin problema alguno.

      Un fuerte abrazo, buenas olas y saludos a la familia.

  6. Si te pilla la ministra de igual-da te cierra el chiringuito!!!
    Que conste que yo me alegro tambien de ver cosas asi en el parking, le pese a quien le pese…

  7. Gonzalo Urien says:

    Bueno, no sabes cómo me alegra ver que la musa te visita aún, artista. En cualquier caso, me siento muy identificado con el comentario que hace Nick. Y es que ese acanti de “La Salvaje” sigue teniendo ese punto romántico y californiano que a todos nos atrajo en su día. Vaya puestas de sol en verano. Que no nos falte nunca…