Eskeleton tourists

Skeleton Sea. Museo Marítimo Ría de Bilbao. WU PHOTO © Willy UribeEl Museo Marítimo Ría de Bilbao es un espacio que ha adquirido  características peculiares respecto al resto de elementos que componen el llamado nuevo Bilbao. Si el resto de totems turísticos (es decir el edificio del Guggenheim) rebosa visitantes, el Museo Marítimo se ha convertido en un espacio de intimidad. Lo he visitado cinco veces y en todas ellas he encontrado la soledad y el silencio necesarios para apreciar sus contenidos. Algo similar ocurre con el Museo Etnográfico de la plaza de Unamuno, incluso con el de Bellas Artes del parque de Doña Casilda.

Cada vez estoy más convencido de que la mayoría de turistas que llegan a Bilbao marchan de la ciudad sin llegar a conocerla siquiera un poco. Y me refiero tanto a sus contenido culturales como sociales. Tienen sus fotos ante el titanio, han capturado una pieza más y se acabó. Los comentarios que suelo escuchar en la explanada del Guggenheim me reafirman en lo que escribo. El último lo escuché hace pocos días:

– Si lo llego a saber no entro.

– Ya te digo.

– ¿ Y ahora qué hacemos?

Llegar, clik  y a otra cosa. Una situación sin duda reconfortante porque significa que Bilbao se resiste a convertirse en unas Ramblas II.  De ese modo, es posible disfrutar en silencio de exposiciones como Eskeleton Sea, presentada por Amstel Surfilm Festival. No vayan ustedes a verla, que es enriquecedora.

Comments

  1. La expo se sale, enriquecedora y triste al mismo tiempo. Criaturas increíbles salidas de la cabeza de gente muy talentosa. Merece la pena, mucho.