Los cimientos se construyeron con humo y avaricia

Gobierno de España. WU PHOTO © Willy UribeFelipe González, junto a José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, como Presidentes de Gobierno, son tres de los principales responsables del empobrecimiento generalizado del Estado Español: pobreza tecnológica, pobreza industrial, pobreza ética, pobreza educativa y pobreza ideológica. Ninguno supo afianzar unos mínimos culturales (en su expresión más amplia). Los cimientos se construyeron con humo y avaricia. Los cimientos han volado. Estos tres presidentes del Gobierno de España han especulado con la soberanía del pueblo, la han empobrecido hasta la náusea y después la han traspasado al Mercado. Ellos mismos, como tantos otros políticos profesionales, también van en el lote:

Felipe González, presidente del Gobierno entre 1982 y 1996, se ha sumado a la lista de políticos que han dado el salto al mundo de la empresa. Gas Natural Fenosa, anunció ayer la incorporación del político socialista como consejero independiente de la sociedad. Por su pertenencia al consejo -y al margen de otras posibles responsabilidades en la sociedad o en el grupo- González percibirá 126.500 euros brutos anuales. Gas Natural detalló que el nuevo consejero es accionista de la sociedad, aunque no cuantificó su participación. El País.

Comments

  1. Y en casa tenemos a Imaz, del chollo del PNV a jefazo de Petronor.
    Un abrazo tropical.

    • Y José Antonio Ardanza, con su sueldito de Presidente de Euskaltel, se salta la Reserva de la Biosfera de Urdaibai para ampliar su cortijo.

      Abrazo de vuelta, el monzón te lo lleva.

  2. Bien dicho y bien escrito…..triste, muy triste, pero muy cierto

    Saludos

  3. Es terrible en manos de qué bellacos hemos ido dejando el país. Miro a mi propia educación, el desastre de ignorancia en el que estoy sumido, lo que queda tras mi paso por el sistema educativo español, y es abrumador. Es trabajo para toda una vida enmendar el drama personal de cada uno, y, si se consigue en algo, es seguro que se habrá logrado demasiado tarde.
    En lo que llevo de vida, creo que nunca los jóvenes han estado tan indefensos y expuestos como ahora. Las ruinas, lo poco que dejaron en pie los anteriores hijos de puta, lo ha terminado de arrasar el gobierno de Zapatero. Es de una impudicia intolerable.
    Dicen los informes, según creo, que la cosa no va tan mal en ciencias y matemáticas, pero es que eso es lo más sencillo, nunca dejará de ser así, pues los cerebros tienen la misma capacidad que tuvieron siempre, nunca dejará de haber gente brillante; sin embargo, ese es el problema, que todo eso no sirve para nada, es incluso contraproducente, si no existe una brújula moral, si falla la labor de la disciplina humanística, la labor más crucial de todas.
    Ahora, los adultos, imbéciles, nos llenamos la boca y nos sorprendemos ante la chusma de jóvenes que viene, ante su indigencia moral y cultural, pero ellos no son más que la constatación del fracaso de todas las generaciones anteriores; son el resultado lógico de nuestra miserable labor. Somos los que ya pasamos quienes hemos contraido una deuda con ellos que jamás podremos saldar, dada la inmensa magnitud del daño infringido.
    Y encima, en Euskadi, tenemos el agravante todavía más empobrecedor del nacionalismo. Es el dominio del lenguaje lo que proporciona lucidez y profundidad al pensamiento, lo que eleva el espíritu. La mayoría de las personas somos zarandeadas por nuestro idioma, manejadas a su antojo, que, incluso, a fuerza de idioteces heredadas y aprendidas, frases hechas, refranes y tópicos, moldea e incluso dicta nuestro propio pensamiento, acotando nuestro horizonte vital. Gracias al nacionalismo, se está creando una generación de chavales que balbucea varios idiomas, pero no domina ninguno. He perdido la cuenta de los padres acomplejados que conozco que, sin saberlo apenas, se empeñan en hablar a sus hijos en euskera, sacrificando, en aras de una tonteria patriótica, su relación con ellos. Muchos tienen con sus hijos el mismo trato que se puede tener, más o menos, con un perro. El resultado son chavales medio tarados, que no saben expresarse ni comprenden nada.

  4. Yo tengo en esto convicciones :
    *Solo encontrareis en politica a personas simplemente ambiciosas,competitivas y con la avaricia suficiente como para aguantar las arcadas y sonreir al mismo tiempo.Trato por mi profesion con concejales,presidentes de cooperativas…cuando entras en su despacho y se cierra la puerta comienza el “negocio particular”.Siempre.
    *La educacion es cosa de los padres.Unica y exclusivamente.Deben crear el sentido critico,la curiosidad ,flipar con lo distinto,tener fe en ti mismo y ser esclavo solo de tus principios.Los conocimientos los pillan en calles,foros,libros,cursos,botellones,clases,ciclos,masters,y sobre todo viviendo en ciudades donde no vivan tus padres (lo digo por mi hijo universitario de 19 tacos).