Agua. Escasez, contaminación, abuso y soluciones

Agua. Julian Caldecott. Los Libros del LinceLos Libros del Lince publica AGUA, un libro serio y ameno, en la mejor tradición de la divulgación científica anglosajona. Desde la editorial nos envían un mail que reproducimos en parte:

En su obra, aclamada por la crítica británica, Julian Caldecott hace una llamada a la acción de todos, los ciudadanos de a pie incluidos, ante la posibilidad de que la escasez, la contaminación, y abuso del agua dulce, combinados con el cambio climático, sean la causa de la próxima gran crisis mundial.

Dice Juan López Uralde en su epílogo a este libro que “en España se habla mucho de agua… cuando no hay. Pero cuando la lluvia llena los embalses y el nivel de reservas garantiza que, durante unos meses el abastecimiento está garantizado, el asunto se queda en suspenso hasta la próxima ‘pertinaz sequía’.”  Dentro de pocas semanas, a mediados de febrero, en Talavera de la Reina, se va a hablar del agua en el VII Congreso Ibérico, que deberá redoblar su llamada de atención periódica sobre los problemas que en la península afectan a los ríos y mares, lagunas, deltas, etc.

Justo antes de ese acontecimiento, Los libros del lince publica de nuevo un libro vinculado a la actualidad que, además de informar, toma posiciones. Hablemos del agua, y hagámoslo con conocimiento de causa, con la garantía de la ciencia, pero una ciencia que en lugar de hablar desde la excelsa neutralidad, polemiza desde el punto de vista ecologista. Algo que su autor, Julian Caldecott, subraya continuamente: el agua es imprescindible para la vida, como todos sabemos. Sin embargo, nos avisa de que vivimos bajo la amenaza de un problema de una gravedad terrible si no se toman medidas inmediatas. Un problema, que ya es enorme.

Con su estilo narrativo cinematográfico, vinculando hechos conocidos como el tsunami del Índico o el estallido del volcán de Krakatoa a los problemas de fondo, explicando las de manera sencilla, Julian Caldecott logra una obra magnífica y necesaria.

Un ejemplo de su estilo. Para hacernos comprender la importancia de los manglares costeros, nos recuerda el terrible y reciente tsunami del Índico que asoló las costas occidentales de Indonesia. Y nos cuenta por qué fue tan devastador. Resulta que para construir piscifactorías para la cría de la gamba y el langostino, en esa zona fueron destruidos los manglares originales que, antiguamente, frenaban en parte el efecto de los tsunamis, que no llegaban a penetrar tanto en el interior. Ahora, ni las piscinas de los hoteles ni las de las piscifactorías, supusieron un freno para el avance de las olas gigantescas…

Julian Caldecott es doctor por la Universidad de Cambridge en Ecología de los bosques tropicales y comportamiento de los primates. Desde 1984 trabaja como ecologista y consultor de temas del medio ambiente para la ONU y otros organismos internacionales, sobre todo ONG, en todos los continentes del mundo. Su empresa, Creatura Ltd., se especializa en ayudar a gobiernos de todo el mundo a resolver problemas ambientales.

Comments

  1. Me encantan este tipo de publicaciones… Es lamentable lo que estamos haciendo con este planeta. Lo de los manglares y su relación con los tusnamis no lo sabía, pero tiene toda la lógica…Muy interesante.
    Parecido a la deforestación y los corrimientos de tierras que se producen cuando llueve con intensidad. Saludos,

  2. Hola Willy,

    Tiene buena pinta el libro , lamentablemente no parece ser un libro de cabezera, lo digo por las pesadillas y taquicardias que puede provocar.

    Hechale una mirada a este fotografo Cedric Delsaux, ha editado un trabajo muy potente llamado ‘ A Common Destiny: A Photographic Journey Through a Changing World’ tambien acojonante en todos los sentidos de la palabra.

    http://www.cedricdelsaux.com/cedric_delsaux.php?lang=en

    El libro muestra el impacto de nuestro estilo de vida en el planeta, con ensayos bien escritos y basados en datos. La moraleja… fue imprimido en China y lo compre por Amazon en los USA. Deberia no haberlo comprado? Esto es la cola que se muerde la pescadilla…

    Espero que te guste

    Adan

    • Mil gracias por el enlace Adan. Le he echado un primer vistazo. Les encuentro un punto ( o puntazo) de tristeza. También el tema se presta. Me resulta curiosa la querencia que tiene a pasar de las sombras. Busca mediodías o días de cielos neutros. Me gusta el resultado. La foto de la playa y las redes de voleibol es un ejemplo.

      Espero que estés bien por Londres. Fuerte abrazo.

      • Hey Willy,

        Tienes razon con el toque de tristeza, buen ojo Willy. Es la forma en la que Delsaux a creado esta narrativa visual. El libro tiene su miga y no esta exento de alegorias apocalipticas. Es una facultad el diferenciar la objetividad de la subjetividad, aunque a veces se entrecrucen.

        Saludos

        Te mando a tu email un trabajillo que hice con nadadores de aguas frias aqui en Londres. Espero que te guste…

        Adan