Aquello era Split

Aquello era Split

donde hice mías las columnas de Diocleciano

que tal vez sean los dioses paganos

el verdadero asilo de mi alma perversa

El alba brinca por el este

y yo aún veo al sol correr hacia poniente

mientras en mi banco de la Riva

las sábanas de madera combaten el sueño con vehemencia

En el Guetto quedaron

el speed y la farlopa como pienso de gallinas

se juega con puñales y a quien le sale el joker

se vuelve caballito blanco.

Anzuelos en Split. Dalmatia. Croatia. WU PHOTO © Willy Uribe

Anuncios