Una mañana sin emoción

Me he acercado a la costa hace un par de horas. El mar ha subido hasta el metro pasado y sopla un terral ligero y fresco. Observando el mar, me ha dado por pensar en que ya no existen sorpresas en el surf. Internet borró de un plumazo esa sensación que sentíamos cuando por las mañanas nos encontrábamos con que el mar había subido. Te metías a la cama con un cuarto y despertabas con dos (metros). Veías el mar y el pecho pegaba un respingo. Pero ya no. Ayer sabía de sobra lo que me iba a encontrar hoy. Ayer fui sabio y hoy no puedo emocionarme.

La Triangular. Octubre 2011, Photo Willy Uribe.

Comments

  1. Yo, casi siempre ya no miro previs, o almenos no miro de un dia para otro, o si estará bien o mal, simplemente voy a la playa, y me guio por como está el viento en tierra. Cuando se gira tormenta, es cuando sé que van a haber olas, y ni el tamaño, ni la forma importa. Es lo bueno/malo del mediterraneo. Últimamente estamos teniendo malas sesiones, con buenos amigos, y a veces es casi mejor.
    Empece hace 8 años, y al igual que yo, entre otros 6 o 7 de mi misma edad, surfeamos en un sitio relativamente bueno, y secreto. Envidio vuestra constancia de olas, pero no la masificación. El buen rollo que se respeta entre amigos, supera las constantes sequías. Si algún día bajas para el levante, y cuadran olas, comprobarás la sencillez de emocionarte por surfear.
    Si bajas , avisa.

  2. Es cierto lo que dices Willy pero también es cierto que a los que vivimos a unos km de la costa las previs nos han ahorrado muchos viajes en balde y mucha pasta en gasofa🙂 saludos y menuda rompiente la de la foto! meñaka no?! un saludo!

  3. Si que es verdad que esas sensaciones se perdieron, yo me acuerdo cuando bajaba caminando a la playa de San Lorenzo con la esperanza de oler a mar unas calles antes de llegar. Cuánto antes y más intenso fuera el olor a mar es que más olas había, y esa emoción que sentía venteando la atmósfera durante el último tramo del recorrido lo era todo.

  4. Lástima, sí. Es paradójico, la tecnología ha conseguido eliminar las sorpresas pero no las decepciones.

    Un abrazo

    A.

  5. Santiago Gangoitia says:

    Bueno, no estará mal dejar descansar un poco el ordenador, de vez en cuando.

  6. Hola señor, soy fine de costasurf. tengo un par de encargos para ti, dame un toque al mail😉

  7. Todavía hay algún margen para la sorpresa, pero no como antes. A veces la mar se despierta más de lo que anuncian los partes y otras no lo hace tanto, pero está claro que ya no es lo mismo.

  8. Esa es la triangu. El murete y la ola creo que son inconfundibles.
    Un saludo.

  9. ¡Qué fotografía, Willy!

    Gracias por compartirla.