La hora y la posibilidad

La hora y la posibilidad. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

 

Comienza así la declaración firmada en Donostia-San Sebastián por Gerry Adams, Gro Harlem, Bertie Ahern, Kofi Annan, Pierre Joxe, y Jonathan Powell:

“Hemos venido al País Vasco hoy porque creemos que ha llegado la hora y la posibilidad de finalizar la última confrontación armada de Europa”.

La hora y la posibilidad de finalizar la violencia asesina de ETA llegaron hace décadas, en concreto en 1977, con la Ley de Amnistía. Todo lo que vino después fue traicionar con plomo y Goma-2 las ansias de libertad y democracia de millones de personas. En Euskadi no salimos de un túnel para entrar en otro. Lo que sucedió fue que ni siquiera disfrutamos de un pequeño tramo de luz. Nos lo negó el Movimiento Vasco de Liberación Nacional, con ETA a la cabeza.

Declaran con solemnidad que esta es una confrontación armada. ¿Entre quienes? ¿Entre ETA y Ángel Facal Soto, por ejemplo? El terrorismo de ETA ha sido mal comprendido en multitud de países porque, y sobre todo, durante décadas mantuvo la romántica etiqueta de lucha armada contra el franquismo. La causa de la independencia respecto a España también pesa lo suyo; un pequeño pueblo contra la leyenda negra española. También la falsa cobertura de revolucionaria y socialista. ETA ha sabido aprovecharse de ello, como se ha aprovechado siempre de la buena voluntad de muchas personas. Las serpientes hipnotizan y mudan de piel. Esa hipotética decisión de ETA de abandono de su actividad asesina, si llega, no lo hará por convicción ética, sino por presión social y policial, es decir, por conveniencia. Ahora no toca. ¿Y en el futuro? ¿Quién se fía de unos tíos que no muestran sus rostros? De ser, que sea sin capuchas.

La amargura del pasado no tiene posibilidades mejores o peores, sencillamente no tiene posibilidad alguna. Para situarnos en un mejor presente y un mejor futuro, los firmantes de esta declaración que culmina una conferencia de prensa, que no de paz, nos sugieren que nos reunamos para discutir cuestiones políticas, cuando es algo que llevamos haciendo desde hace muchos años mientras ETA trata de impedirlo, y lleguemos a un referéndum de autodeterminación, que es lo que yo entiendo por consulta ciudadana. Pienso que en un futuro Euskadi tal vez llegue a ello, y también pienso que por derecho le corresponde. Pero ese futuro, si llega, espero que se demore lo suficiente. Los ciudadanos vascos vamos a necesitar mucho tiempo para digerir y defecar la basura ética en la que ETA nos condenó a vivir durante tanto tiempo. En el maldito páramo, donde las familias se rompen, las posibilidades se arruinan y los amigos desaparecen.

Comments

  1. Olé Willy. Siempre me alucinó la capacidad de poner una pistola encima de la mesa y encima ir de víctimas. El pueblo vasco es mayorcito y no necesita a unos matones que venga a defenderlo.

  2. Resulta bastante desagradable el pequeño paripé llevado a cabo por los miserables mencionados en el primer párrafo. Y cuánto daño habrán hecho la prensa y los expertillos internacionales. A mí toda la gente que ha estado en el extranjero y me ha contado algo al respecto, me ha dicho que nunca oyeron o leyeron a nadie fuera de nuestas fronteras calificar a ETA de organización terrorista o criminal.

    Coincido con la entrada; no veo ningún arrepentimiento en el entorno etarra, ni ninguna alteración significativa en el pensamiento abertzale. Hablan de estrategias, de caminos, y sencillamente van asumiendo que la via del asesinato no les reporta demasiadas alegrías. Pero en ningún momento hay un reconocimiento auténtico hacia el diferente y su derecho a la vida y a la libertad, hacia el dolor que se les ha causado, sin ningún derecho y sin ninguna justificación. Reconocer que este camelo del conflicto vasco no es cosa de dos bandos, sino de uno solamente.

    Pero posiblemente la mayoría de los nacionalistas radicales en su fuero interno intuyan mucho más de lo que dan a entender. El éxito de Bildu lo prueba. Basta que ETA se mantenga al margen, que no cargue, además de las pistolas, las conciencias, para que el nacionalismo más étnico y monstruoso gane masivamente votos y adeptos. También quizá por eso lo del fin de ETA en estas fechas, víspera de elecciones, víspera de un probable y demoledor éxito de Amaiur. Si ETA se acaba no será por ninguna evolución positiva, sino por el simple hecho de que quienes están detrás se habrán dado cuenta de que no es necesaria, de que pueden lograr -y mucho mejor- el abominable proyecto social que persiguen para Euskadi por las vías políticas. El nacionalismo más peligroso y rancio sigue en auge, y basta el cese de la violencia etarra para que se manifieste con mucha más fuerza. Al final, el engendro parido por el PNV es muy posible que acabe devorando a su padre.

    Un saludo.

  3. Querido WU, estoy contigo. Lo puto peor. ¡A estas alturas, carajo, a estas alturas! Lo dicho, contigo.

  4. Como otros lo han conseguido formular mejor que yo, voy a citar textualmente.
    ´Con el fin de la violencia, la independencia pasa de lo imposible a lo posible. Sin la carga de las armas, se convierte en una opción política a competir con todas las demás. Y así se explica, en buena parte, el ruido de algunos medios de comunicación del entorno de la derecha, que cada vez que se mueve algo en el País Vasco desencadenan una tormenta de insultos y descalificaciones. Se ha dicho muchas veces que lo importante es el fin del terrorismo. Que ETA debe anunciar el cierre definitivo de sus actividades. Y que después se hablará de lo que se tenga que hablar. Estamos llegando a este punto. ¿Por qué cuando se acerca el momento a algunos les entra el pánico? Vuelve la vieja y siniestra teoría de que una ETA de baja intensidad era un instrumento útil para evitar que Euskadi se fuera.´ Josep Ramoneda.

Trackbacks

  1. […] Lo mejor que he leído sobre el desembarco de conferenciantes en Euskadi. De nuevo, Willy Uribe: “En el maldito páramo, donde las familias se rompen, las posibilidades se arruinan y los amigos desaparecen”. Actualizando… […]