Un puerto lleno de conservas

Puerto Bilbao. 1857 – 1913. Exportaciones alimentarias.

Entre las salidas al exterior desde el puerto de Bilbao de conservas alimenticias, la de mayor entidad es la de sardinas envasadas en aceite. El aceite se traía de Aragón y Cataluña, la sal para los salazones provenía de Cádiz. Según la Aduana de Bilbao, a esta plaza pertenecían marcas como “La Pescadora”, “La Equitativa”, de José Garavilla, “La Bilbaína”, “Bamelle” y “La Araucana”, de Olalde.

Hacia 1857 comenzaron a efectuarse salidas de melocotón al natural, fabricado para exportar a La Habana por la primera fábrica de conservas vegetales de España, fundada hacia 1850 y situada en Logroño, cuyo impulsor fue José Gutiérrez de la Concha, marqués de La Habana, que arrendó a Prudencio Trevijano la finca “Vista Alegre”. Esta fábrica, bajo la firma comercial de “Trevijano e Hijos”, se convertirá en una de las mayores fábricas conserveras de La Rioja a partir de la última década del siglo XIX. También hay que citar la fábrica “La Begoñesa”, de Bilbao, propiedad de Lorenzo Barroeta. Hacia 1850, Francisco Oroño fundó una fábrica de conservas de legumbres en Bilbao y hacia 1853 Galíndez hizo lo mismo, conservando también productos cárnicos.

Las frutas en conserva eran las cerezas en su jugo, los melocotones en almíbar y las fresas envasadas en frascos, siendo estas últimas las más caras. Según el cónsul británico en Bilbao, existían seis fábricas de conservas de frutas en Vizcaya en 1904, no solo para consumo local, sino para exportación, principalmente a América.

Los embutidos también tenían cierta importancia. Como exportadores figuraban las casas “Basilio Torres”, de Calahorra, y “Basturen y Arribi”, de Bilbao, saliendo por el puerto de Bilbao chorizos en manteca, salchichón de Vichy y chorizo de Pamplona. Las conservas de animales no expresadas específicamente las componían los jamones de cerdo y la perdiz, exportadas ambas por “Trevijano e Hijos”.

En cuanto al vino, la exportación desde Bilbao en gran cantidad data de mediados del siglo XIX. Con motivo de la presencia del oidium en las cepas francesas, hacia 1855, comenzaron a exportarse vinos producidos por Navarra, Aragón, La Rioja y también vino blanco de Castilla.

El puerto de Bilbao como reflejo del desarrollo industrial de Vizcaya 1857 – 1913. Natividad de la Puerta Rueda.

Comments

  1. Gracias, Willy, soy la autora de este libro y me siento muy orgullosa de saber que hay alguien que lo aprecia…

    • Jaio. Es la única Tesis Doctoral que he leído completa en mi vida. Me habla de Bilbao y su ría, que es el territorio que habito, y me enlaza a un montón de libros y documentos.

      Además, fui el fotógrafo que realizó las reproducciones fotográficas del libro resultante.

      Seguiré “robándote” pequeños párrafos. Pienso que hay información muy interesante para aquellos interesados en la historia de Bilbao y su ría.

      Un abrazo.