El País, con el culo al aire

Periódico El País. Editorial 04-marzo-2012:

… España no necesita de un debate artificial sobre la jefatura del Estado,

… el Rey y la Corona han rendido y seguirán prestando servicios impagables a la libertad de nuestros ciudadanos, a la democracia española, a su construcción y desarrollo y a su prestigio e influencia en la escena internacional.

… nuestra Monarquía necesita modernizar sus pautas de funcionamiento, en las que la eficiente y arrolladora personalidad del Rey contrasta a veces con las rigideces y corsés, cuando no el oscurantismo, de quienes le adulan (sic).

Editorial completo: http://elpais.com/elpais/2012/03/03/opinion/1330804101_655612.html

Alfonso XIII y El País. Cazando Patos.

Comments

  1. Parece que en el último año todo el mundo ha tenido prisa en quedarse al desnudo, cosa que agradecemos los que estamos hartos de habitar esta estafa vestida de democracia. Y añado: una tercera república no será nada si no conseguimos dejar al desnudo antes este sistema de partidos, de sindicatos subvencionados, de representantes políticos de toda laya aclimatados en la impostura.

    • Hace pocos días cambiaron la Constitución. De un soplido. La generalidad de la casta social titulada como dirigente fluctúa entre la incompetencia, la sumisión y el chalet con piscina pagado con billetes de quinientos pavos.
      Manejan la fuerza de trabajo como mera cifra. Cambian el código penal a su antojo. Legalizan su dinero negro. Enriquecen a la iglesia católica.
      ¿Cómo tratar de cambiar esta situación sin caer en la tentación de “matar al Rey”?

      • Como comienzo, no estaría mal. El problema vendría a continuación: la red tupida que conforma la casta política y que acaba en los ayuntamientos, una red en la que incluso los que se denominan de izquierdas dan por buenos comportamientos turbios que se consideran intrínsecos al ejercicio del poder. En toda esta crisis nada me está doliendo tanto. Los sindicatos, sin ir más lejos.

Trackbacks

  1. […] Jo, jo, jo! Desde luego, editoriales veremos… […]