Avances tecnológicos

Soy usuario activo de todo aquello que tenga que ver con el mundo de la tecnología, una suma de ciencias en principio al servicio de la humanidad y hoy en día con la humanidad a su servicio.

Una pareja de avances tecnológicos fundamentales son el suministro de agua corriente y electricidad hasta nuestras viviendas. La evacuación de aguas fecales desde dichas viviendas también es un puntazo. Respecto al papel higiénico, tengo mis dudas. Creo que el modo islámico es mucho mejor; saludas y comes con la mano derecha tan tranquilo y te limpias el culo con la mano izquierda y un poco de agua.

De los electrodomésticos, me quedo con la cocina de butano y el frigorífico (prefiero el más ancestral término de nevera, pero con frigorífico me actualizo). El microondas también tiene un pase, pero la leche y los macarrones con tomate calientan mejor en un cazo pequeño. El molinillo de café y la cafetera italiana también constituyen un gran avance.

Respecto al mundo cultural, hay tres nuevas tecnologías ante las que me rindo por considerarlas insuperables: El papel, el bolígrafo y la imprenta. Twitter está bien, pero no la considero ni vital ni novedosa, porque gente corta de palabra la ha habido siempre.

Ahora bien, pese a manifestar mi adhesión a estos avances, soy consciente de los riesgos que suponen, sobre todo a los especuladores financieros. Tantas comodidades nos llevarán a morir más tarde de lo esperado.

Libretas de Luis Tejerina, poeta. Tengo Sitio Libre. Cuaderno digital Willy Uribe

Comments

  1. Lo del “riesgo de la longevidad” no tiene precio. Si no fuera porque soy de pronto fácil pero pasajero tendrían más riesgos de los que preocuparse.

    Añadiría el teléfono (analógico si quieres, pero hablar sin desgañitarse con alguien que está más allá de donde te alcanza la vista también es un puntazo -digo yo-).

    ¡Saludos!