Leica. Fotografía, historia y futuro

Leica. London 2012. WU PHOTO © Willy Uribe

Oskar Barnack, inventor y fotógrafo alemán, revolucionó la fotografía con el diseño y fabricación de una excelente cámara de pequeño formato a la que se dio el nombre comercial de Leica (contracción de Leitz – Camera).

En 1905, con base en la factoría de lentes microscópicas E. Leitz Optische Werke, en Wetzlar (Alemania), Oskar Barnack había logrado reducir el tamaño de la película fotográfica. Unos diez años después adoptó técnicas cinematográficas para añadir perforaciones en los extremos de la película, con lo que lograba una bobina continua evitando tener que cambiar la película tras cada disparo. Combinada la película de 35 mm. con un mecanismo y unas lentes de máxima calidad, la idea se desarrolló con éxito, pero la tragedia de la I Guerra Mundial frenó su presentación comercial hasta 1925.

El cambio que se produjo fue importante. En 1925, con el preciado trabajo de la Eastman Kodak Company, las cámaras fotográficas ya eran un objeto más de consumo, pero su utilización era estática. Lo que logró Oskar Barnack con su miniatura fue hacer de la cámara una prolongación del ojo y una extensión de la mano. Cualidades que fueron aprovechadas, sobre todo, por una camada mundial de fotógrafos y reporteros que se lanzaron a describir el mundo libres de la rigidez de un equipo fotográfico pesado y lento.

En cierto modo, las cámaras Leica significaron parecida transformación a la que se vivió hace escasos años con la llegada de la fotografía digital. El sistema de Oskar Barnack duró un siglo. ¿Cómo resultará la obtención de fotografías dentro de otros cien años? ¿En nuestros propios ojos las lentes? ¿Quién editará ese flujo constante? ¿Nosotros mismos?

……………………………….

Más información: Leica

Anuncios