El Virey de Egipto

Vampiros Homo Financierus Antecessor - Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe.

No es lo mismo, lo sé. Desde estos artículos de Castelar han transcurrido casi ciento cincuenta años, con dos guerras mundiales por medio, pero el asunto tiene similitudes. Las principales, a mi juicio, la avaricia financiera y la corrupción política.

Más complicaciones

La Hacienda y la Administración de Egipto encontrábanse, como se encuentran por regla general en todos los Estados mahometanos, completamente perdidas. Los europeos que pusieron sus ahorros en renta egipcia llenaban cielo y tierra con sus clamores y con sus demandas de protección y amparo a la diplomacia europea. Por fin, lograron que Francia e Inglaterra tomáran bajo su tutela al Virey, sujetándolo a la vigilancia de dos tutores o ministros, hechuras de París y Londres, francés naturalmente el uno, e inglés el otro. Dolíale mucho semejante sujeción al buen mahometano, y pugnaba noche y día por contrastarla y por romperla. Y acababa de hallar una ocasión propicia y una coyuntura increíble, ofrecidas por sus propios opresores. El Ministro de Hacienda inglés, después de estudiar todos los recursos del potentado árabe, ha dicho que no es posible el pago íntegro de la renta a los acreedores impacientes. Y el Virey, para captarse la voluntad europea y redimirse de la extraña tutela, ha declarado que la renta puede pagarse íntegra, y ha despedido a sus dos incómodos huéspedes. Tamaña resolución trae a mal traer el ánimo de la diplomacia occidental. ¿Qué hacer en tanto apuro? ¿Destituir al Virey de Egipto? Y si, como es natural, se resiste a la destitución, ¿no traerá eso complicaciones graves? ¡Imponerle de nuevo a sus ministros! Y si no quiere recibirlos, ¿no habrá necesidad de apelar a la fuerza para imponérselos? Y si a la fuerza se apela para imponérselos, ¿no traerá semejante imposición todos los azares y todos los peligros de una guerra? Porque precisa no ocultar las dificultades, sino ponerlas de relieve, para que la paz europea no sufra por exceso de imprevisión o exceso de confianza. Todo movimiento de Inglaterra hacia las pirámides determina otro movimiento de Rusia hacia Constantinopla. Toda alianza militar de Francia suscita los recelos y las sospechas de Alemania. El Virey de Egipto puede, con grande facilidad, volar todo el edificio de la estabilidad europea, con solo insistir en sus últimas determinaciones y negarse a las demandas de Inglaterra y Francia.

Emilio Castelar. La Rusia contemporánea. Bocetos históricos. Oficinas de la Ilustración española y americana. 1881. Madrid.

Anuncios