Damián Xaco. Y tendrán razón en noviembre

Damián Xaco. Poetas Imposibles. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy UribePoetas Imposibles. Damián Xaco. Poeta español nacido en Barcelona en 1945 y desaparecido a finales del siglo XX.

Noviembre es la época de los poetas rasgados. Cuando el verano se larga y comienza a soplar el norte, y porque este tipo de poetas no conocen otra estación que la del invierno, el desamparo cobra fuerzas en sus pensamientos. Aunque abracen el bolígrafo como si fuera un hierro candente, los versos de estas personas nada cauterizan.

¿Tiene propiedades curativas la poesía? Lo desconozco. Sin embargo, estoy seguro de que en el caso de Damián Xaco cabe afirmar lo contrario. Si algo encuentro en la poesía de este poeta imposible es autoflagelación.

Nacido en Barcelona en 1945, su biografía recuerda, por el aislamiento, a la de Lucas Volkov. Ahí se detienen las semejanzas, porque si en Volkov hay soledad, también le acompañan la fuerza, la rabia y el amor. No sucede así en Damián Xaco. Su aislamiento induce a la debilidad, el entreguismo y la ruina anímica. Cualquiera de sus poemas lo pone en evidencia. Desconozco si envió su trabajo a algún editor. De ser así, supongo que la negativa (no podía ser de otro modo) profundizó aún más su desesperación.

Su manuscrito titulado Y tendrán razón en noviembre, que llegó a mi despacho dentro de un sobre sin remitente, demuestra que el desamparo no siempre conjuga bien con la poesía. Sin embargo, otras personas no  opinan lo mismo. En una nota adjunta al manuscrito, y  firmada por Luis García Grandes y Almudena Montero, se me solicita que haga lo posible por difundir y revalorizar la obra de Damián Xaco, además de dar con su paradero. Según ellos, el tal Xaco es uno de los mejores poetas que ha dado España en el siglo XX.

Ni que decir tiene que rechacé el trabajo. De haberle encontrado, Damián Xaco me habría amargado durante una buena temporada. Para que se me entienda mejor, dejo aquí siete poemas con sus títulos:

Cuchillos

Percibo que me hundo

La percepción toma cuerpo

Y las malas cosechas me dejan sin recursos

El fracaso sabe a fracaso

Y el sueño a vida

Me zumban las moscas en sentido literal

Cada manotazo para apartarlas es

Una cuchillada

Bloqueo

Es en el estómago

Donde la derrota suspira

Por el hambre

Por la ausencia

Es en ese buche que

Tengo

Una bola de carne

Que no pasa

Nada se debe

Todos los locos

Los ingenuos

Los que se apartan

Quienes escriben poesía

Como si cargaran

Una última bala

Mañana

Lo desconozco

Si llegaré a él

Nunca tan tuerto

Jamás tan solo

Siempre tan paralizado

Por el futuro

El tablero

De oca a oca y no me toca

Pasan los turnos

Las ocas de los demás son de otra pasta

Logro tirar de nuevo

Los dados caen bajo el puente

La corriente es intensa

No puedo asirme a la baranda

En la orilla

Todas las ocas ríen sin tapujos

Del lecho al nicho

Caben unas cuantas reflexiones

Si estás atado a la pata de una

Cama

Se me ocurren algunas

Muerto el perro se acabó la

Rabia

Antes se coge al mentiroso que al

Cojo

También unas cuantas bromas

Pero no estoy para tirar

Cohetes

Y tendrán razón en noviembre

Ahora que llega noviembre

me quedo en tierra

Todas las naves que he barrenado apuntan

Sus proas

Hacia un horizonte desconocido

Habrá quienes digan que más luminoso

Y tendrán razón.


Poetas Imposibles – Puesta en valor de propuestas poéticas imposibles. Énfasis en la sutileza y la furia.
Un programa del Fondo Poético Internacional ejecutado por los Detectives Poéticos.