Tatuajes polinesios. Hawaii y Nueva Zelanda

 Nuku-Hiva, islas Marquesas. Tatuajes polinesios. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe.

Texto extraído de una enciclopedia del siglo XIX.

Los habitantes de las islas Sandwich, que se llaman a sí mismos kanakas, son generalmente altos y bien formados; su color es vario, pues algunas veces es de un color moreno claro y casi amarillo, al paso que otras es casi negro. Su frente es espaciosa, sus ojos grandes, negros y muy vivos; su boca más que mediana; su nariz chata, sus cabellos negros, bastante largos, raramente rizados; algunos se lo tiñen con cal, lo cual les da un color rojizo,: vence algunos ancianos con largas babas muy pobladas: Sus mujeres, sin ser bonitas, no son desagradables, siendo en ellas lo más notables la perfección de sus formas.

El tatuaje que los indígenas practicaban otras veces hasta en la punta de la lengua, va siendo cada vez más raro y solo entre los ancianos se ven algunos bien pintarrajeados. El mayor número se contenta en el día con trazarse algunos dibujos en los brazos: las mujeres se dibujan sobre las piernas una cadena, cuyos eslabones son más o menos complicados.

Para ejecutar los tatuajes emplean una especie de corte hecho con tijeras, en vez de una simple serie de pinchazos, como se practica en las demás tribus.

 Nuku-Hiva, islas Marquesas. Tatuajes polinesios. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe.

El operador empieza por trazar en la piel, con carbón, los dibujos que tiene intención de ejecutar, y luego toma un instrumento compuesto por un hueso de albatros, ajustado en ángulo recto a un pequeño mango de madera de tres a cuatro pulgadas de largo, en forma de lanceta de veterinario. El hueso es unas veces simplemente cortante en su extremo; otras es aplastado y provisto de muchos dientes agudos como un peine. Aplica este instrumento a la piel y con un pequeño bastón golpea en la parte posterior del cuchillo, a fin de que penetre en la epidermis y corte en ella suficientemente, según el dibujo preparatorio. Ya puede figurarse cualquiera que la sangre debe correr en abundancia, pero el operador tiene buen cuidado en irla enjugando con el reverso de su mano o con una pequeña espátula de madera. A medida que la piel es cortada, se introduce en la herida, por medio de un pequeño pincel, el color o moko, compuesto de carbón machacado, de manganeso o de una tintura vegetal; después de lo cual el paciente sufre la interdicción llamada del tabú, durante tres días.

Nada más doloroso que esta operación, siendo muchas veces  necesarios algunos meses para terminar un moko. Las consecuencias del mismo son más penosas aún que la misma operación, a causa de las llagas que origina, que ciertas circunstancias pueden envenenar de un modo espantoso.

Los jóvenes no sufren las operaciones del moko antes de los veinte años y también es raro que sean admitidos a ese honor antes de haber asistido a algún combate.

 Nuku-Hiva, islas Marquesas. Tatuajes polinesios. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe.

Imposible es pretender alguna consideración, alguna influencia en su tribu, sin haberse sometido antes a esta operación: el joven que se niega a dejársela hacer es considerado, aun cuando pertenezca a una familia distinguida, como un ser pusilánime, afeminado e indigno de participar de los honores; así es que raras son las veces en que se presenta este caso. Este uso parece extendido generalmente en toda la Nueva Zelanda, y los habitantes del estrecho de Cook nos han parecido tan engreídos con su tatuaje, como los de las partes septentrionales de Ika-na-Mawi.

Esta distinción no es permitida a las mujeres en la cara, mas que en las cejas, en los labios y en la barba, consistiendo solamente en algunas líneas de corta importancia; pero pueden hacerse pintar dibujos más complicados en las espaldas y demás partes del cuerpo.

Por muy extraño y por muy grosero que sea al primer golpe de vista el efectoi de estos dibujos en un rostro humano, debemos confesar, lo cual sin duda asombrará a muchos, que la vista se acostumbra a ello y acaba por encontrar que el aspecto no es del todo desagradable. Hay más aún: parece que estas señales imprimen en el semblante de aquellos hombres un carácter de nobleza y de dignidad muy marcado y suplen, en cierto modo, la falta de adornos extraños y la desnudez habitual de los cuerpos.

Además, como la operación del moko da al sistema cutáneo un aumento de espesor y de solidez, pone a estos isleños en estado de poder sufrir las picadas de los mosquitos, la intemperie de las estaciones, los golpes de sus enemigos, y, en una palabra, todos los accidentes a que el salvaje está incesantemente expuesto. Las manchas de la suciedad, las huellas de las enfermedades y hasta las arrugas de la vejez, son poco sensibles en estas pieles, grabadas, endurecidas y untadas frecuentemente con aceite. Finalmente, estos extraños adornos tienen la ventaja de anunciar enseguida y de un modo auténtico el rango de cada individuo, y de asegurarle la consideración a que tiene derecho. Pero hoy todo ha sufrido un cambio notable.

Nueva Geografía Universal, por Vivien de Saint-Martin, Maury, Beaudain, Malte-Brun, Lavallée, Cortembert y Topinard. Completada con las exploraciones de los más notables viajeros antiguos y modernos. Montaner y Simón, Editores. Barcelona, 1881.

Las imágenes que acompañan a este texto corresponden a nativos de Nuku-Hiva, islas Marquesas.

Comments

  1. como se llama la enciclopedia, puedes facilitarme la bibliografía, gracias:
    harlen63@hotmial.com

    • Nueva Geografía Universal, por Vivien de Saint-Martin, Maury, Beaudain, Malte-Brun, Lavallée, Cortembert y Topinard. Completada con las exploraciones de los más notables viajeros antiguos y modernos. Montaner y Simón, Editores. Barcelona, 1881.