El papel de Madrid como capital de España

En su extraordinario y polémico ensayo Madrid es una isla. El Estado contra la ciudadanía, Oscar Pazos pone la hipercapital al desnudo, deconstruye un Estado ególatra, y denuncia los enormes costes políticos y económicos que trae consigo su exacerbado centralismo.

Madrid es una isla. El Estado contra la ciudadanía. Oscar Pazos.  Los libros del lince, 2013. Colección: Sin Fronteras.

Gracias al secuestro de los órganos de poder, en Madrid se ha creado una trama de instituciones e intereses mediante la cual el complejo político-económico español gobierna el país desde la distancia y en su propio provecho. A lo largo de los siglos Madrid ha ido absorbiendo y monopolizando la política y la banca, las grandes empresas, las comunicaciones, los partidos y sindicatos, la universidad, la prensa, la investigación científica e incluso las artes, y ha creado la burocracia y las leyes que aseguran su dominio en todo el territorio, y que le permiten excomulgar a todo el que no acate su supremacía.

Un proceso que no se ha interrumpido con la llegada de la democracia y las autonomías, pero cuya inspiración se remonta especialmente a la influencia de los espadones del siglo XIX y los dictadores del XX, así como la de los leguleyos del liberalismo, el fascismo y la democracia. La consecuencia de todo ello ha sido la organización de un Estado burocrático, judicializado y funcionarizado que vive de espaldas a la ciudadanía y que es su principal enemigo.

Madrid es una isla. El Estado contra la ciudadanía. Oscar Pazos.

Los libros del lince, 2013. Colección: Sin Fronteras.

Anuncios