A la puta calle

A la puta calle. Crónica de un desahucio en primera persona. Cristina Fallarás.

Suena el timbre y algo tiembla dentro. Dentro de mí y de la casa y dentro del aire en cuya víscera se mece lo doméstico. El sonido del timbre echa a temblar el futuro, la tortilla de la cena, los pequeños roedores que nos observan aterrados desde detrás de la estantería del recibidor. Echa todo a temblar y los desajustes casi imperceptibles que esa vibración deja a su paso consiguen que ya nada vuelva a encajar. Y nada volverá a encajar y de nada sirve ya la palabra hogar.

Cristina Fallarás. 27 de febrero de 2013.

A la puta calle. Libro desahucio Cristina Fallarás

“A la puta calle” no se trata de una obra de ficción surgida de la imaginación de la autora, sino de su propia historia, una historia real que comienza cuatro años atrás, momento en el que ella es despedida del diario en el que trabaja como subdirectora, estando embarazada de ocho meses. Ahí arranca su particular recorrido de descenso en la escala social que pasa por un progresivo aislamiento social y profesional, estrecheces económicas de todo tipo y aventuras empresariales diversas con el objetivo de mitigar una deuda que, con una familia en marcha, no cesa de crecer.

Este conjunto de elementos, que sobrarían para componer una estupenda novela, tiene un impacto mayor cuando, como es el caso, se trata de una realidad que pone nombre y rostro concretos a una historia que es común también a muchos otros. Como la propia autora dice en las primeras páginas, “Yo soy una más, un ejemplo de todo esto. Solo eso”.

A la puta calle. Crónica de un desahucio. Cristina Fallarás.

A la puta calle. Crónica de un desahucio. Cristina Fallarás.

Comments

  1. franokakarigi says:

    Se asemeja un poco a los relatos de Solzhenitsin, cuando la NKVD estalinista llamaba a las puertas en mitad de la noche. La única diferencia es que ahora no te llevan a Lubyanka. Por ahora.