La viva imagen de España

Lo peor que le podía suceder a España ya pasó. Sucedió en 1936 cuando el ejército, dirigido por la oligarquía, la iglesia y la burguesía industrial, derrocó al Gobierno de la II República tras tres años de guerra civil.

Lo que está sucediendo ahora no es sino la putrefacción de ese golpe de estado que aún nos gobierna. La Transición, un eufemismo bastardo de lo que es inmovilismo, llegó para quedarse. La Transición ha sido y es un gran negocio para gente como Juan Carlos de Borbón, Felipe González, José María Aznar, Alfredo Pérez Rubalcaba, Mariano Rajoy o Rosa Diez… tras ellos, el resto de los organigramas de los partidos políticos e instituciones, verdaderos nidos de víboras, como se ha demostrado en repetidas ocasiones.

No sirven, han fracasado, han robado a manos llenas y se niegan a retirarse de la escena. Soberbios con el humilde, se arrodillan ante el poderoso. ¿Qué hemos de hacer para convencerles de que su turno, uno que no supieron aprovechar, ha expirado hace años? ¿Qué sucede en este país con su masa social? ¿Que un mundial sí, pero una educación de calidad no? ¿Cuál es el nivel de fuego aceptable para la masa social española? ¿Cuántos latigazos en la espalda y cuántos escupitajos a la cara es capaz de soportar? ¿Es el destino chungo de este país sacudirse a ostias cada cierto tiempo a sus propios vampiros? ¿Tiene que ser de ese modo? ¿Qué basura de clase política soportamos? ¿Qué tipo de basura compone la sociedad española?

España es un país fracasado porque nunca ha sido un país de verdad. Que Mariano Rajoy continúe en su puesto junto al resto de su gabinete es una clara señal de que este es un país de falsete. No dimitirán. No aceptarán lo que todos sabemos, incluso ellos mismos: que robaron, estafaron, mintieron, blanquearon dinero negro, se dejaron sobornar y defraudaron. Lo que tenemos en estos momentos es un gobierno plagado de delincuentes y presidido por Mariano Rajoy, un hipócrita asfixiado por una mediocridad aplastante… la viva imagen de España.

Marca España. Foto © Archivo Willy Uribe

Anuncios

Comments

  1. Sigue por favor sacudiendo el manzanar aun que siga verda la manzana, algun que otro caera. Soy orgullosa de poder leer estas palabras de parte de un iberico, popular o no y en – FRENTE de una triste realidad, la nuestra, no solo en españa, sino europa entera pero bueno cada uno cae a su ritmo…

  2. Cierto todo, que se vayan. Aunque yo no me creo a nadie, ningún bando está exento de nada. Incluso hay que recordar que durante la tan venerada República también se cometían fechorías y asesinatos,.. Es necesaria una regeneración política, no hay ni derecha ni izquierda en realidad,la partitocracia actual es un sistema podrido. Urge un lavado a fondo en nuestra sociedad, con unas bases más sólidas sobre las que crecer, que toda esta situación nos escarmiente.