Miki Dora Tomb Tribute

Miki Dora Tomb Tribute. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

La tumba apareció en la playa el último día del verano. Quienes pasaron junto a ella mostraron cierto respeto, cuando no algo de aprehensión. El asunto se le ocurrió a Rosa tras ver una piedra clavada en la arena.

–          Parece una lápida – dijo.

Entonces le conté la historia de la tumba de Miki Dora que Didac Piquer se curró en su taller de Alella. Una tumba en condiciones, tan bien hecha que el casero que alquilaba aquel barracón a Didac pensó en asuntos de magia negra y casi le manda a la calle.

–          Podemos hacer una parecida – dije al cabo de un par de horas, porque en la playa las cosas van despacio cuando las olas son escasas.

Nos pusimos a la tarea y en media hora ahí estaba, la tumba de Mikel Dora ante una de las olas más tabloneras del Cantábrico: La Triangular. Nos comimos unas mandarinas en su honor y dejamos las mondas como ofrenda.

–          Impone respeto – dijo alguien.

El túmulo duró en la playa dos mareas. A la mañana siguiente ya no quedaba rastro de él. Pero de lo que no cabe duda es que Miki Dora permanece con fuerza entre nosotros. Y de esa certeza surge una propuesta que tal vez la gente de Burrifornia quiera tomar al vuelo:

 ¿Un Miki Dora Tomb Tribute para el Quasimoto 2013?

Miki Dora Tomb Tribute. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Miki Dora Tomb Tribute. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

 

Miki Dora. Todo por un puñado de olas perfectas. The fishbone project. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Todo por un puñado de olas perfectas. Miki Dora. El enfant terrible del surf. David Rensin. Ed. The Fishbone project.

Pocas veces calificativos tan dispares han recaído en una única persona a lo largo de su vida: Da Cat, El Caballero Negro, El Rey de Malibú, El Chico Fiasco, El Albóndiga, El Gitano de Malibú… Pero aun así, seguramente ninguno de ellos pudo concentrar toda la esencia del impenetrable Miki Dora, ese gitano supersónico condenado por sí mismo a vagar eternamente por el mundo en busca de olas perfectas, en busca de su paraíso perdido. Más allá de sus peripecias delictivas y de su huida del FBI durante años, la historia de Miki Dora es un lamento descarnado por ese paraíso perdido, cualquiera que sea éste: el hogar, la patria, la familia, un puñado de olas solitarias o una inocencia de la que Miki Dora tuvo que desprenderse demasiado pronto. Esta es su historia, contada por cientos de personas que de una manera u otra,formaron parte de su vida. Solitario, rebelde, proscrito, errante, leyenda.

Anuncios

Comments

  1. …Sáctamente…buena idea Willy!!