WeArt Festival 2013

Festival Internacional de Arte Contemporáneo y New Media de Barcelona

Octubre – Noviembre de 2013.

Cada año el festival propone un concepto diferente.

En 2013 se plantea la

SUBVERSIÓN

Artes plás­ticas
New Media Art
Ilustración
Street Art
Fotografía

Cinco espacios y cinco días diferentes. Cada disciplina se presentará en un espacio diferente de la ciudad, creando así un recorrido creativo y alternativo por Barcelona. Serán un total de cinco inaugu­raciones en diferentes días, junto con otras actividades paralelas, que enriquecerán el panorama del arte y su relación con el entorno.

WeArt Festival Internacional de Arte Contemporáneo y New Media de Barcelona 2013

Revista Mongolia escribe y firma el texto que ha servido como punto de referencia e inspiración a los artistas sobre la temática de esta edición:

“SEJA ARTISTA, SEJA HERÓI”

1923. Marcel Duchamp anota en uno de sus cuadernos de apuntes la siguiente pregunta: “¿se pueden hacer obras que no sean de arte?”.

1917. Ese mismo autor crea “Fontaine”, pieza firmada bajo el pseudónimo de R. Mutt que resulta ser un urinario colocado en posición horizontal y que es presentada a una exposición que organizada por la Sociedad de Artistas Independientes de la cual Duchamp es presidente. Tras largas deliberaciones, los demás miembros deciden que esa pieza no es arte y que debe ser retirada de la vista del público. Finalizada la exposición, Duchamp renunciará a la presidencia de la Sociedad de Artistas.

1937. El Partido Nazi organiza en la Haus der Kunst de Múnich la muestra “Entartete Kunst” (Arte degenerado) en la que, de forma caótica y desordenada, se exponen obras de arte moderno que el régimen desea ridiculizar por no encajar con el ideal de arte hitleriano que exalta en otras muestras como “Grosse Deutsche Kunstausstellung” (La gran exposición de arte alemán).

1939. Los propietarios de los almacenes Bonwit-Teller, situados en plena Quinta Avenida de Nueva York, encargan a Salvador Dalí la decoración de uno sus escaparates. Tras comprobar que el trabajo realizado por el artista resulta demasiado impactante, los responsables modifican el diseño sin consultarle. Dalí, airado, destroza la cristalera, acción por la que será detenido, juzgado y condenado a indemnizar a los comerciantes.

1968. Un grupo de artistas desarrollan bajo el lema “Tucumán arde” un conjunto de acciones destinadas a criticar la situación de extrema pobreza y hambruna que sufre esa región del norte de Argentina a consecuencia de las políticas gubernamentales. La iniciativa, que acerca el arte a la realidad social y lo vincula a la lucha sindical y revolucionaria, será prohibida por orden del gobierno militar de Onganía.

1969. Caetano Veloso, Gilberto Gil y Os Mutantes despliegan en uno de sus conciertos una banderola realizada por el artista plástico Heio Oiticica en la que, bajo el lema “Seja marginal, seja herói”, aparece la silueta del cadáver de Cara de Cavalo, narcotraficante asesinado por la policía. A consecuencia del ello, el gobierno militar encarcelará a Caetano y Gil y los expulsará del país obligándolos a buscar asilo en el Reino Unido.

2001. El gobierno talibán de Afganistán destruye con dinamita y artillería pesada los Budas de Bamiyan, dos estatuas de grandes dimensiones talladas en los lados de un acantilado, por considerarlas producto de la idolatría y contrarias a los preceptos recogidos en El Corán.

2003. El Opus Dei distribuye entre sus miembros una guía bibliográfica que recopila los libros que no deben ser leídos por resultar perniciosos. Entre los títulos se encuentran “Papá Goriot” de Balzac, “El diccionario del diablo” de Bierce, “La colmena” de Cela, “El libro de Manuel” de Cortázar o el volumen “Sodoma y Gomorra” perteneciente a “En busca del tiempo perdido” de Proust.

2010. Las autoridades chinas destruyen el estudio del artista Ai Weiwei poniendo así un punto y seguido en una campaña de acoso a este artista que incluye detenciones ilegales y arrestos domiciliarios.

Aunque los hechos expuestos más arriba se limitan únicamente a los siglos XX y XXI, las relaciones entre arte y poder a lo largo de la historia han resultado, cuando menos, tortuosas, por ser una de las funciones del arte la de criticar y modernizar la sociedad en la que surge. En aquellos casos en los que los artistas y el poder han gozado de una tranquila y buena vecindad, podemos afirmar sin riesgo a equivocarnos que la actividad de los primeros más que de arte, debe ser calificada como propaganda.

Por tanto, cien años después de que Marcel Duchamp reflexionase sobre esa actividad humana planteándose la cuestión que encabeza este texto, tal vez resulte más adecuado preguntarnos “¿es posible un arte que no sea subversivo?”. La historia nos demuestra que ser artista es, necesariamente, jugarse la integridad en cada nueva propuesta. Por favor, absténganse los que no estén dispuestos: el arte precisa de héroes, no de colaboracionistas.

……………………………………………………………………..

WeArt festival 2013