David Reboredo en libertad y junto a su familia

David Reboredo. Libre. 2014

Hace poco más de un año que finalicé una huelga de hambre emprendida por la libertad de David Reboredo y en contra de la Ley de Indulto española y sus derivados mafiosos y criminales. Por motivos personales, porque 2013 ha sido un terremoto para mí y porque 2014 continua del mismo palo, tuve que alejarme de esa lucha. Sobre todo porque en mi interior sabía que David ya era libre y porque el indulto ha quedado demostrado como un instrumento que limpia expedientes delictivos y criminales. Dichos indultos son firmados por el Ministro de Justicia y en última instancia por el Rey de España. Lo que convierte de facto a este país en un Estado fallido.

Mi más sincera gratitud a quienes hicisteis posible que David recuperara una libertad que ningún juez en su sano juicio debió arrebatarle nunca. Esta es una más de las batallas que hemos ganado. Y qué decir a esa familia y a David, solo que debo una visita a Vigo. Y que si me cuadra en este entrañable caos en el que vivo, algún día de estos me caigo por allí.

Trackbacks

  1. […] y de su inoperancia y, animado por el ejemplo que dio el escritor Willy Uribe a raíz del caso Reboredo el año pasado (huelga de hambre, implicación obsesiva, machaque continuo), que consiguió atraer […]