KATU in PROCESS – 07

Tengo 48 años.

Nada más que eso. Pero no es poco.

Parece un contrasentido. Y lo es.

Yo lo soy.

Un contrasentido.

En Barcelona los colegas me dicen leñador.

Aizkora. La piedra que corta.

Un contrasentido.

También soy de hierro. El hierro es blando y se dobla.

Ahora debo resolver el enigma.

Todo contrasentido lo es.

Existe un código dentro de mí. Y está en Barcelona.

Camino esta ciudad. Un código en cada pared.

Champollion alucinaría. Un código por descifrar en cada rostro.