Yo fui Johnny Thunders, de Carlos Zanón

Acabo de rebasar la última página de la novela Yo fui Johnny Thunders, de Carlos Zanón.

Estoy vivo y estoy muerto. De vivo, quiero que el propio tiempo muera. De muerto, la vida de los demás tendrá más oportunidades… supongo que algo así deberá pensar Francis, o Mr. Frankie, un personaje completo en lo complejo y trazado a la perfección. Un alma y un cuerpo que trasciende lo literario, algo que siempre exijo en los autores que leo.

Carlos Zanon es un buen amigo. Por eso, algún día podré preguntarle: ¿Pensaste en mí en algún momento mientras escribías esta novela? Y no es mirarme el ombligo esto que digo, porque nunca me he metido heroína ni he caído tan bajo, sino pura empatía con el texto. Yo fui Jhonnny Thunders es ese tipo de novelas en las que uno se encuentra consigo mismo muchas más veces de lo que cualquier psiquiatra recomendaría.

Creo que todos los malnacidos de este mundo, esos tipos egoístas, drogatas, artistas, mujeriegos y borrachos, y las mujeres que los soportan, deberían leer esta novela. Ellos para comprobar que el infierno existe. Ellas para tener claro de una vez que no hay diluvio que lo apague.

Yo fui Johnny Thunders de Carlos Zanón. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Yo fui Johnny Thunders. Sinopsis

Francis, Mr. Frankie, decide regresar al lugar donde vivió las primeras cosas, su barrio. Se marchó de allí persiguiendo su particular sueño de rock’n’roll, que le llevó a acariciar con la punta de sus dedos una fama tóxica y efímera. Ahora Francis vuelve para dejar atrás la miseria y la drogadicción. Pero su viejo barrio son ruinas por donde aún deambulan su padre, su medio hermana, su primera novia y algún que otro amigo. Francis quiere empezar de nuevo y hacer las cosas bien. El problema son los atajos, las canciones de tres minutos, la imposibilidad de olvidar quién fue. Para Francis la línea recta es la distancia más retorcida entre dos puntos. De momento, sus facturas y sus noches no suele pagarlas él, pero esa situación no puede alargarse mucho más. Va a necesitar algo más que promesas para salir adelante. Eso sí, en una ocasión fue Johnny Thunders.

Esta vibrante novela, traspasada por la poesía de los perdedores, retrata una Barcelona poblada de personajes que buscan desesperadamente una oportunidad que les permita ser alguien.

Bendito Atraso (página del escritor Kiko Amat): Crítica de Yo fui Johnny Thunders, de Carlos Zanón.