Samuel Lieres. Geógrafo del deseo

Samuel Lieres. Poetas imposibles. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy UribePoetas Imposibles. Samuel Lieres. Poeta español nacido en Gijón (Asturias) en 1965 y vecino de Barcelona entre 1991 y 2013.

–       Lieres amaba a las mujeres. Así en general. A todas ellas.

Entró al despacho sin llamar. Se sentó sin permiso y dijo algunas cosas sin vergüenza alguna. También me alargó un taco de folios manuscritos.

–       Lieres tan solo pedía un rostro bonito y un par de buenas tetas. Y estaba obsesionado con la geografía. Eso es muy importante. Se lo digo para que vaya apuntando algunos datos. Sí, apúntelo en negrita. Geógrafo y poeta. La madre que lo parió.

–       Póngame en situación, ¿qué fue antes, el poeta o el geógrafo?

–       Pero usted, con su experiencia, ya debería saber que no importa el camino sino la llegada. En el caso de Lieres lo que importaba era la mujer que se follaba y el poema que escribía. Fíjese que lo digo en singular y con artículo definido: la mujer y el poema. Porque a eso se reducía todo, a follar y a escribir. Y entre medio a drogarse y emborracharse.

¿Quién le dijo a ese necio que en la poesía no importa el camino si la poesía no es otra cosa? ¿Y de dónde sacó que follar, escribir, drogarse y beber son aspectos superfluos y negativos para un poeta? En lo que llevaba razón era en su comentario sobre el aspecto geográfico de la poesía de Samuel Lieres.

Sobre los prados blancos de Los Andes

Desnudos en un trapecio espacial

Mi yo hambriento brinda por lo que ofreces

–       ¿Viajaba a menudo el señor Lieres?

–       Hasta desaparecer, que yo sepa, no se movió de Barcelona.

Las ciudades imán, como Barcelona, atraen geografías hacia su seno. Se puede ser un gran viajero sin abandonarlas, manteniendo los sentidos en alerta para la nuevo y lo diferente. El mundo acude a esas ciudades. También lo poetas deprimidos y las mujeres hermosas acostumbran a visitarlas.

Imposible

Porque no quiero

Olvidar tu aterrizaje en Barcelona

Contraproducente

Porque muero

No recordar tus pantalones de cuero

El sexo de aquel rayo

Y el día en que te fuiste.

Para Samuel Lieres, según el tipo que tenía delante, era posible pensarse en París desde cualquier azotea de Barcelona.

Te llamas Revolución

Hueles a buhardilla

A París

A un Versalles

De jardines rojos como la sangre

–       En el caso improbable de que acepte, ¿maneja usted alguna pista fiable de por dónde empezar a buscar al señor Samuel Lieres, si es que se ha largado a alguna parte y no continua en Barcelona?

–       Le digo que no está en Barcelona, créame.

Créame, dicen. Y yo acostumbro a hacer lo contrario. Si por algún descuido me muestro piadoso, suelo conceder margen a un par de dudas.

–       Hace seis meses que no tenemos noticias suyas.

¿Tenemos? ¿Quiénes? La poesía de Samuel Lieres solo hablaba de mujeres.

De pronto el aire huele

A California

Imagino

Una bahía

Una mujer

Y sábanas sobre el Pacífico

Continué leyendo algunos poemas. Encontré mapas en miniatura, puntos de partida, trazados de ferrocarril.

Es una cita aplazada

La tuya y la mía

Esa vez

Cuando sabré de tus labios

En aquel andén

Que aún no conozco

–       ¿Cabe la posibilidad de que se haya ido de viaje con alguna mujer?

–       Imposible. Como poeta de manual, Lieres era pobre como una rata.

Fue ese comentario el que me decidió a no aceptar el asunto y a tirar de mi despacho a aquel ignorante. También a sospechar que eran los celos el verdadero motivo que le llevaba a la búsqueda de Samuel Lieres. El atlas que articulaba aquel poemario de más de doscientos folios estaba repleto de mujeres, y por lo tanto de unos cuantos hombres agazapados en las sombras de los márgenes.


Poetas Imposibles – Puesta en valor de propuestas poéticas imposibles. Énfasis en la sutileza y la furia.
Un programa del Fondo Poético Internacional ejecutado por los Detectives Poéticos.