Un hermoso full de ases y reyes

Bailarina ballet clásico Eunate Uribe  ballet Anne Markoartu Utopian WU PHOTO © Willy Uribe

El plan era pasar la tarde en una de mis campas favoritas. Cerca del mar y al socaire del viento fresco del nordeste.

Teníamos pendiente esa sesión fotográfica, así que mi hija Eunate llevó su tutú blanco y yo mi cámara. La luz era excelente, con el cielo despejado y el sol vespertino haciendo de la hierba un escenario mágico. No había prisa alguna, así que Eunate pudo hacerse con el lugar y poco a poco comenzar a ejecutar algunos pasos. Al cabo de media hora tuve la sensación de que para ella no existía en aquel momento otra cosa que la danza.  No había otros sonidos que el del mar cercano y el del viento sobre la hierba. y el sol, dando de lleno sobre su tutú blanco, me mostró a mi hija como un tesoro rebosante de vida.

Cuando decidió que había bailado a gusto, nos tumbamos sobre la hierba y charlamos un buen rato. Después, abrimos un paquete de pipas y echamos una partida de poker. Como no podía ser menos aquella tarde, que era suya y de nadie más, en una de las manos triunfó con un hermoso full de ases y reyes.