Faulkner y la novela negra

“Sueño de poder, sueño de dominación, sueño de sublimación, traduce el deseo del hombre contemporáneo proyectado al camino de una conquista (el dinero, el poder, el amor) para la que pone en juego todas sus fuerzas, y al término de la cual no encontrará más que el fracaso. En suma, el itinerario de un hombre solo en su marcha inevitable hacia la muerte.”

debedehaber

La fórmula de André Malraux para su prefacio de Santuario: “la irrupción de la tragedia en la novela policíaca”, hizo fortuna. Fue una frase brillante, pero si consideramos la fase histórica y literaria de la novela negra americana, William Faulkner sobrepasó ampliamente las categorías del género.

Pero, en primer lugar, ¿qué es la novela negra? Más que una fórmula particular de la ficción policíaca, es –sin duda alguna– la expresión de una crisis de conciencia existencial, particularmente de la sociedad americana durante una treintena de años (grosso modo, desde 1930 a 1960). Si en el plano estrictamente formal la novela negra apareció como el relato de terror moderno y, por comparación a la novela policíaca canónica, como el relato que, en lugar de apoyarse sobre el razonamiento y la deducción lógica, otorga un lugar privilegiado a la acción inmediata, la pasión y la violencia, es imposible considerarla…

Ver la entrada original 1.624 palabras más

Anuncios