Las nubes se mueven?

Los recuerdos de la infancia son sorprendentes. Primero suceden los hechos, después se agazapan en nuestro subconsciente y un día, muchos años después, van y asoman con fuerza.

Tendría unos ocho años y estaba tumbado en la playa junto a mi primo Gonzalo.

– Gonzalo, ¿las nubes se mueven?

Entonces, Gonzalo alzó su mano hacia el cielo y la fijó ante un cúmulo de verano, blanco y voluminoso.

– Creo que sí. Esa va hacia la izquierda – dijo.

Me sucedió escuchando a Celestial Bums en la sala Barts de Barcelona, donde formaban junto a otros grupos el cartel del Festival Interestelar, una noche de psicodelia con muchas luces, humo artificial y fondos de nubes digitales que no paraban quietas.

 

Anuncios