Muñerchos. Oscar Prenpelcul

Oscar Prenpelcul. El escultor que trató de entender al ser humano con corchos.

MUÑERCHOS (1980-2016).

Una obra desconocida de un artista fuera de su tiempo.

Exposición y venta en la Llibreria de la Lluna. Ferlandina, 32. El Raval – Barcelona

Muñerchos. Oscar Prenpelcul. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Óscar Prenpelcul nació en 1960, el mismo día que murió Albert Camus, y a pesar de su apellido de origen catalán vino al mundo dentro de una familia acomodada y culta en el tierno pueblito de Tudela de Duero, en la provincia de Valladolid. Desde muy jovencito ya se le veía muy encaminado a las humanidades, al arte y a una sensibilidad casi excesiva. Tanta era la sensibilidad que no había quien le aguantara; así que marchó a la capital a probar fortuna como tantos otros en esa época.

Oscar Prenpelcul. Muñerchos. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

La vida de Oscar Prenpelcul aparece y desaparece en su adolescencia y juventud como el río Guadiana, dejando mucho espacio para la especulación y el mito, también para la farsa y por supuesto para la tragedia. No obstante no es éste el lugar para chismorrear sobre su absurda vida de excesos y proyectos no acabados (empezó un total de diecisiete carreras universitarias sin llegar a completar una sola) sino para ponderar su entera dedicación a una única pasión: la creación en corcho.

Oscar Prenpelcul. Muñerchos. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Obsesionado por su propio lirismo y por lo económico del reciclaje Óscar Prenpelcul no tuvo más que una obra en su dilatada carrera: MUÑERCHOS (1980-2016) un centenar de figuras de corcho, además de otros materiales cotidianos (alambre, cartón, madera…) en un fantástico intento de trasmitir las múltiples facetas de la condición humana. Desde sus inicios ya trasladado a la capital y coincidiendo con la llamada movida madrileña de los 80 hasta sus últimos días malviviendo en las calles del Poblesec de Barcelona, su dedicación ha sido plena en la elaboración de su gran y única obra, MUÑERCHOS “porque un ser humano, son miles de seres humanos en una sola vida y dependiendo de cual seamos en cada momento de tal manera actuaremos” decía el señor Prenpelcul en su última entrevista “es muy importante saber con cuántas perspectivas contamos, qué maneras de percibir, de sentir y de actuar tenemos como criaturas humanas. Hay más cosas que nos unen que las que nos desunen”.

Oscar Prenpelcul. Muñerchos. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Su discurso suena hoy todavía tan absurdo como arduo. A la pregunta de porqué únicamente trabajaba con el corcho como material, Óscar Prenpelcul contestaba siempre serio y tajante: “porque me encanta el vino”.

Desafortunadamente la mayoría de sus creaciones se han perdido o deteriorado o deshecho en el camino de los años pero ahora, gracias a la investigación de la Historiadora y Doctora en Bellas Artes y Transmisión de Amores Azucena Sucena, de la Universidad Alonso Cano de Granada que la parió, y financiada por el D¿QHCA? (Departamento ¿Qué Hacemoh con la Cultura Ahora?) podemos disfrutar hoy de esta gran mini-obra ignota del escultor vallisoletano.

Oscar Prenpelcul. Muñerchos. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Sólo contamos con trece de las ciento veintitrés creaciones en corcho y alambre que se le atribuyen a Óscar Prenpelcul, que revolucionó los 90 durante media hora en el agosto de 1993. Gracias a la universidad de Granada, a las pruebas de Carbono14 que por fin dataron las figuras y sobre todo al trabajo realizado la doctora Sucena Azucena, que recuperó textos y fragmentos, podemos hoy conocer un poco mejor una pequeña parte de esta absurda y poética serie escultórica.

Oscar Prenpelcul. Muñerchos. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Una obra que, por otro lado, ha acabado con la vida de su autor después 36 años bebiendo vino en cantidades ingentes. Una desafortunada noche de enero de 2016 su hígado reventó literalmente y a su perro galgo le dio un infarto. ¡¡Todo a la vez!!. increíble. Siempre extravagante el “niño de los corchos” como le llamaban en su Tudela natal.

Oscar Prenpelcul. Muñerchos. Tengo Sitio Libre. Blog de Willy Uribe

Sus dos últimas obras (restauradas) una inspirada en el Pensador de Rodin, Reflexión (2015) y la otra metáfora del paso del tiempo, Viejo (2016) nos dan muestras de su giro existencialista y de haber abandonado el aspecto lúdico, creativo y poético de su madurez quedando ya a lo lejos las obras más barrocas y cargadas de sus comienzos.

 

Nunca podremos llegar a contemplar la conclusión en corcho que el artista puso sobre otros muchos diferentes prismas de la vida; obras hoy ya perdidas (Asesinos (1985) Silencio (1995), Rencor (2001) o Kapitalism (2010)) u otras obras imposibles de restaurar (Hostias da la vida (1982) Hermafrodita (1989) o Las Valkirias (1992) quedarán en el olvido. No obstante no debemos dejar por ello de disfrutar de la estupenda colección que nos resta del autor del corcho por antonomasia, Óscar Prenpelcul, y que consta de trece maravillosas esculturas, a saber (en orden cronológico):

desAMOR (1979)

INDÍGNATE (1983)

CORAJE (1987)

TORRES (1990)

SIDDARTA (1993)

EL MIEDO (1997)

PERSEO (2000)

HAMLET(2003)

BAILE (2005)

WINE VICTIM(2007)

EL PESCADOR (2011)

REFLEXIÓN(2015)

VIEJO (2016)