Sebastian Ouroboros. El Mediterráneo

Sebastian Ouroboros. Poetas Imposibles. Willy Uribe

Sebastian Ouroboros. Poetas Imposibles.

Poetas Imposibles. Sebastian Ouroboros. Poeta mediterráneo nacido en Atenas en 1927 y desaparecido en Argelia en 1961.

El Marenostrum: cuna y sudario

La primera y única noticia que tuvimos los Detectives Poéticos sobre la existencia de Sebastian Ouroboros llegó de labios de una mujer que, tras entrar de imprevisto en la oficina y presentarse como Helena, me hizo entrega de tres gruesas carpetas repletas de folios manuscritos. Había miles de versos allí dentro. Y lo que es más importante, un mundo y un criterio propios.

Es como una caja,

el Mediterráneo,

donde guardar

los más preciados tesoros

de la sabiduría humana

y los más enconados

de sus odios.

Es un embudo,

el Mediterráneo,

donde confluyen

sutiles artistas

y poderosos dioses.

Xiros Ouroboros emigró de Alejandría a Atenas a finales del siglo XIX. Era zapatero y transmitió el oficio a su hijo. Cuando le tocó el turno a su nieto, Sebastian, este no tuvo ningún reparo en mandar al garete la tradición familiar y largarse a Sicilia, donde un conocido le proporcionó trabajo en los silos de grano del puerto de Siracusa. La Segunda Guerra Mundial acababa de finalizar, él era muy joven y había empleo de sobra.

Todos estos ríos son cuerdas

Que atan a los continentes

Con este mar anterior a la memoria

Todos estos hombres son almas

Que la memoria de este mar

atesora con avaricia

De Sicilia se traslada a España en 1947, en concreto a Sagunto, donde no le cuesta conseguir faena en los altos hornos. Fue allí donde aprendió a soldar y manejar metales de un modo sobresaliente.

En este seno tantas vidas se afanaron

¡Sacadle valor a la tierra!

¡Sacadle valor al mar!

¡Sacadle valor al valor!

Un seno tapizado

Tantos barcos hundidos

Tantos hombres ahogados

Tantas ciudades anegadas

Un seno espejo del alma humana

Empeñada en considerar importante su insignificancia

Tres años después se desplaza hacia el sur y recala en los astilleros de Cartagena, donde es contratado como soldador.

Hércules

Hierro

Trabajo

Y esta soldadura

Que me ciega

En 1951, tras aceptar una oferta laboral se muda a Argel para trabajar en un taller de reparaciones navales. Es en esta ciudad africana donde se pierde su pista, en medio de una cruel guerra de liberación y un año antes de la independencia de Argelia.

Innumerables referentes

Una telaraña de un atractivo irresistible

La recia Cartago y la luminosa Atenas

La mezquina Esparta y la excesiva Roma

Las almas de Hernández y de Lorca

El sabor del olivo y de la higuera

El zumo de la vid y del naranjo

Sebastian Ouroboros dibuja el Mediterráneo como origen y destino; Un gran dragón comiéndose su propia cola.

Del principio al final y del final al principio el viento sopla

Digno de ver el modo en que riza la superficie del común piélago

Desde la leve onda hasta la descomunal rompiente


Poetas Imposibles – Puesta en valor de propuestas poéticas imposibles. Énfasis en la sutileza y la furia.
Un programa del Fondo Poético Internacional ejecutado por los Detectives Poéticos.
Anuncios